El Gobierno extremeño introducirá en los colegios la memoria histórica
El Gobierno extremeño introducirá en los colegios la memoria histórica - ABC

Extremadura adoctrinará en los colegios sobre el «pacto de silencio» de la Transición

Los niños lo estudirán como un intento de tapar los «asesinatos» del franquismo

P. C.
MADRIDActualizado:

Los escolares extremeños estudiarán la Transición española como un « pacto de silencio acordado», según se señala en la exposición de motivos de la Ley de Memoria Histórica de Extremadura, que entró en vigor en julio. El texto señala que «la Ley 46/1977, de 15 de octubre, la llamada Ley de Amnistía, declaraba extinguidas todas las responsabilidades penales en las que hubiera podido incurrirse por las vejaciones, detenciones y asesinatos llevados a cabo durante el régimen franquista, a la vez que hacía imposible la apertura de procedimiento alguno sobre cualquier violación de los derechos humano».

Esta ley fue aprobada por el PSOE y Podemos y habla de una «Verdad histórica», que es la que se quiere implantar en los centros educativos de la Comunidad. Aunque no puede incorporarse en los libros de texto de la región, según han asegurado a ABC fuentes de Anele, ya que no ha habido renovación de los mismos, los profesores sí pueden introducirlo «en sus apuntes de memoria histórica, señala una fuente del sector educativo.

Los editores no han recibido ninguna comunicación de la Junta de Extremadura para cambiar los libros, y si lo hiciera necesitarían tiempo para redactarlos. Ello implica que en este curso no puede llevarse a cabo.

Víctimas del franquismo

La norma legal extremeña solo se refiere a las víctimas del franquismo, al subrayar que «las personas afectadas por la represión republicana se les restauró la memoria, dignificó y reparó económicamente hace ya mucho tiempo».

Los contenidos sobre memoria histórica ya se incorporaron al currículo educativo de Extremadura en 2016. Entonces, se publicó un decreto para modificar el currículo de ESO y Bachillerato, y aprovechando este cambio, «se recortaron las horas de religión», según asegura la portavoz de Educación del PP, en el Parlamento extremeño, Pilar Pérez. Esta circustancia favoreció que el cambio curricular pasara desapercibido.

Por lo tanto, ahora será necesario aprobar un nuevo decreto para que estos contenidos se apliquen en Primaria y Educación de adultos, unos alumnos que se quedaron fuera del primer decreto.

Precisamente, en la ley de memoria histórica de Extremadura hay un artículo específico para el ámbito educativo. En él se subraya que «con el objetivo de dotar al profesorado de herramientas conceptuales y metodológicas adecuadas, la Consejería competente en materia de educación incorporará a los planes de formación del profesorado la actualización científica, didáctica y pedagógica en relación al tratamiento escolar de la Memoria Histórica y Democrática de Extremadura». La aplicación de esta ley podría llevarse a cabo en el próximo curso.

Desde el PP de Extremadura, su presidente José Antonio Monago ha criticado el hecho de que en Extremadura sea el único sitio de España donde se vaya a estudiar Memoria Histórica en los colegios, algo que ha calificado como «pasamos de la Formación del espíritu nacional a la Formación del espíritu socialista». Además, acusa al Gobierno extremeño de pretender «el adoctrinamiento en la escuela extremeña».