Radiografía que muestra el cuchillo clavado en el rostro de Eli Gregg
Radiografía que muestra el cuchillo clavado en el rostro de Eli Gregg - The University of Kansas Health System

Extraen con éxito un cuchillo de 25 centímetros que había perforado la cara de un joven de 15 años

Según la institución médica, «la operación fue perfecta» y, 24 horas después, Eli pudo relatar lo ocurrido

Actualizado:

El pasado jueves 13 de junio, Eli Gregg, de 15 años, estaba con sus hermanos y unos amigos frente a su casa en Redfield, Kansas (EE.UU.), cuando encontraron un cuchillo de grandes dimensiones.

Comenzaron a jugar con él y, en un momento dado, el adolescente intentó quitar el arma a los más pequeños, por precaución; sin embargo, durante el forcejeo, el joven cayó al suelo y se clavó el cuchillo, perforándole la cara. Además, como explica en Facebook el hospital de la Universidad de Kansas, «la punta de la hoja estaba presionando su arteria carótida».

Ante los gritos de Gregg, Jimmy Russell, su madre, llamó rápidamente a los servicios médicos. «Fue aterrador», detalla.

El cuchillo, de unos 25 centímetros, estaba incrustado en su cráneo. Sin embargo, la prioridad del equipo médico, encabezado por el cirujano Dr. Koji Ebersole, era la presión en las carótidas, una serie de ramas de la arteria aorta que nacen a corta distancia del corazón y, a través del cuello, suponen el principal suministro de sangre al cerebro.

Según la institución, «la operación fue perfecta» y, 24 horas después, Eli estaba plenamente consciente, siendo capaz de relatar lo ocurrido. Ebersole agregó que el joven «no sufrió ninguna lesión cerebral ni ninguna lesión en la visión».

«Es casi un milagro», explicaba la madre del menor a «USA Today», al tiempo que aseguraba que su hijo le había prometido mantenerse «alejado de los objetos afilados».