La agenda que se ha repartido entre los alumnos catalanes
La agenda que se ha repartido entre los alumnos catalanes - ABC

Exigen explicaciones al Govern por la agenda «adoctrinadora»

La distribución del dietario entre los alumnos catalanes será llevada al Parlament

BarcelonaActualizado:

Los grupos parlamentarios de Cs y PP expresaron ayer su indignación tras tener conocimiento de una agenda escolar con contenido « adoctrinador», utilizada por casi 24.000 alumnos de un centenar de escuelas e institutos de Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares, tal como publicó ABC. El dietario contiene en las anotaciones a pie de página «citas y textos con alto contenido adoctrinador», según la denuncia de varias familias. Entre algunos de los mensajes figura uno en el que se subraya la escasa colaboración del Gobierno de España en la crisis humanitaria de los refugiados, otra en la que se «hace un llamamiento a la desobediencia y se insulta a los Borbones llamándoles ladrones» y una tercera en la que se exige una «actitud activa respecto al fomento de la lengua catalana», afirma el presidente del sindicato AMES, Antonio Jimeno.

La diputada de Cs Sonia Sierra avanzó ayer a ABC que mañana su grupo presentará una batería de preguntas sobre esta cuestión al consejero de Educación, Josep Bargalló. «Le pediremos explicaciones sobre esta agenda, con un alto contenido adoctrinado para los alumnos y, sobre todo, le exigiremos que nos concrete qué va a hacer la Generalato para resolver esta cuestión y evitar que haya más textos como éste que lleguen a los alumnos». Sierra recuerda que su grupo ya denunció la existencia de unas agendas en la zona de la Garrota, en Gerona, «que tenían un lazo en la página 155».

«Con fines políticos»

Por su parte, la diputada popular, Andrea Ley, apuntó que la agenda es «otro hecho que confirma que la competencia educativa en manos de la Generalato se utiliza en interés de los fines políticos nacionalistas». En este sentido, apuntó que «se hace imprescindible reforzar la alta inspección educativa en Cataluña», recordando que el PPen el Parlament ha presentado una proposicion de ley para «garantizar la neutralidad en los centros», además de mecanismos para «facilitar las denuncias de aquellas escuelas o institutos que adoctrinen».

En la misma línea, la presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), Ana Losada, entidad que también denunció el uso de la agenda, reclamó «un control efectivo y no político» sobre las escuelas para «garantizar la neutralidad en las aulas». «Que haya agendas como ésta es fruto de la falta de control absoluto en los centros. Es inconcebible que, después de tantos meses de curso, nadie haya hecho nada para retirarlas», afirma Losada, quien culpa a las asociaciones de padres y a los equipos directivos de permitir su uso en los centros.