El exceso de velocidad será falta muy grave y ocasionará la retirada del carné

Los principales grupos parlamentarios han acordado introducir enmiendas al anteproyecto de Ley de Tráfico para convertir el exceso de velocidad en una infracción muy grave, en lugar de grave, como ahora. A quien cometa tres de estas faltas en dos años se le retirará el carné a no ser que asista a un curso de reeducación vial. También hay acuerdo en prohibir a los menores de 12 años viajar en moto.

MADRID. I. Gallego
Actualizado:

MADRID. I. Gallego

La reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que la comisión de Justicia e Interior del Congreso verá la próxima semana, ha recibido 218 enmiendas de los grupos parlamentarios. Entre las medidas consensuadas por los principales partidos se encuentra la de convertir el exceso de velocidad en una infracción muy grave, en lugar de grave, como está establecida ahora. «Se trata de reducir el elevado índice de siniestralidad de nuestro país, donde está comprobado que el alcohol y el exceso de velocidad son las principales causas de accidentes», explica la diputada del PP Ana Torme, cuyo grupo, junto con el PSOE y CiU, han acordado introducir esta propuesta en el texto legal, que tiene que seguir la tramitación parlamentaria en el Congreso y en el Senado. Los grupos todavía no han acordado cuáles serán estos límites de velocidad, aunque al parecer, podrían estar entre los 160 y 180 kilómetros por hora en las autopistas y autovías.

CONDUCTORES REINCIDENTES

Quienes elaboran la modificación de la Ley tampoco han discrepado del proyecto del Gobierno en cuanto a la posibilidad de perder el carné de conducir por cometer tres faltas muy graves. Además del exceso de velocidad, se mantendrán como faltas muy graves conducir bajo los efectos del alcohol y circular en sentido contrario. Los partidos han consensuado un concepto nuevo, el de reincidencia, según el cual, el conductor que después de cometer dos infracciones muy graves, realice la tercera en el plazo de dos años, será sancionado con la retirada del permiso de conducir. Esta posibilidad podrá ser sustituida por un curso de reeducación vial. En caso de que el conductor se niegue a realizar este curso deberá examinarse de nuevo para obtener el permiso.

PP, PSOE, CiU e IU están de acuerdo en prohibir a los menores de doce años viajar como acompañantes en motos y en el asiento delantero del automóvil. Esta última posibilidad está recogida en la vigente Ley de Tráfico mediante la prohibición de conducir a menores. Con la reforma se pretende que se impida expresamente a éstos viajar como pasajeros.Otro de los acuerdos alcanzados por estos cuatro grupos parlamentarios, además del BNG, se refiere a la utilización del teléfono móvil. El anteproyecto prohíbe la utilización de éste, pero permite el uso del «manos libres», así como la posibilidad de que los conductores puedan hablar una vez aparcado el vehículo en el arcén. Los grupos entienden que se puede utilizar el «manos libres», pero sin auricular ya que perturbaría la audición del conductor. Asimismo consideran que debe prohibirse el estacionamiento en el arcén para hablar.

Los grupos han consensuado también introducir enmiendas relativas al ruido emitido por los coches. Entre éstas, se incluye la de inmovilizar los vehículos que superen los límites de sonoridad permitidos.