Dolo junto a los pocos enseres que ha podido rescatar de su casa - Pablo Ojer | Vídeo: EP

«En este montón de bolsas de barro está toda mi casa»

Los daños provocados por la riada de Tafalla son muy importantes, aunque todavía no están cuantificados

Tafalla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una veintena de bolsas de distintos colores, llenas de diversos útiles y, sobre todo, de barro, mucho barro. «Esta es toda mi casa», afirma Dolo con resignación. Al menos ha tenido suerte y puede contarlo. Porque Dolo, diminutivo de Dolores es una de las más perjudicadas por la riada que asoló la localidad navarra de Tafalla.

Vive en un de los bajos de la calle Martínez de Espronceda y el agua arrasó con todo su domicilio. «No entró por la parte de atrás, que da al río, sino que el agua reventó el portal y de ahí a casa». Porque río Cidacos se desbordó en el puente y la calle arranca justo antes del puente. «Salimos con lo único que ves», recuerda, una camiseta y un pantalón corto. Todo lo demás se quedó al albur del agua. Y está todo perdido.

De hecho, Dolo ni tan siquiera puede regresar a su casa porque está todo lleno de agua y barro. Por suerte, la noche la ha podido pasar en casa de su hijo, que no se vio afectada por la riada. Y el mismo hijo, junto con otros familiares y amigos han pasado toda la mañana achicando agua, retirando muebles inservibles y acumulando el resto de objetos, todos llenos de barro, en bolsas que parecen más de basura que de los objetos de toda una vida.

Dolo no ha sido, ni mucho menos, la única que esta noche no podrá volver a casa. Un edificio de la misma calle tuvo que ser desalojado después de que el agua reventara parte del muro que da al río. Según el criterio del arquitecto del Ayuntamiento de Tafalla, el edificio tiene riesgo de derrumbarse. La Guardia Civil se encargó de acompañar a los desalojados, rescatar a los dos perros que tenían y verificar que no quedaba nadie en el edificio.

Por suerte, las cinco personas desalojadas de este edificio también han podido ser realojadas en casas de familiares. No han necesitado los servicios del Ayuntamiento de Tafalla, que tenía preparado un plan por si era necesario realojar a vecinos.