«Estamos todo el día con el pañuelo en la mano, parece que pedimos la oreja»

Actualizado:

Son muchos los vecinos de Isla Mayor que afirman estar «muy hartos de los mosquitos», aunque otros procuran tomárselo con humor. El jefe la Policía Local, por ejemplo, Francisco Cózar, afirma que «aquí parece que estamos en una plaza de toros, con el pañuelo pidiendo la oreja para espantar los mosquitos». Alguno incluso cae en otras desventajas que escapan a muchos; «aquí se sabe quién ha salido por la noche por ahí, porque los coches se llenan totalmente de mosquitos. Cualquiera engaña a la mujer». Efectivamente, hay vehículos en los que la capa de mosquitos impide ver la matrícula. Estos días, además, el pueblo se prepara para su Feria, en cuyas casetas se hacen imprescindibles mallas para cubrirlas en su totalidad, como si de tiendas de campaña en la selva africana se tratase.