Un hombre consumiendo un cigarrillo electrónico
Un hombre consumiendo un cigarrillo electrónico - AFP

Estados Unidos asegura que al menos 215 personas han sido ingresadas por consumir cigarrillos electrónicos

Las autoridades sanitarias buscan una causa a las infecciones pulmonares y piden que no se manipulen los líquidos con nicotina y cannabis

Washington Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En una decisión sin precedentes, el departamento de Sanidad del gobierno de Estados Unidos recomendó este viernes a quienes empleen cigarrillos electrónicos que extremen la precaución con el manejo de líquido con nicotina o cannabis, por el posible papel que puede haber tenido este en una crisis médica que ya suma 215 infecciones pulmonares graves en 25 estados y ha matado a al menos una persona.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades emitió ayer un comunicado en el que insta a los consumidores de cigarrillos electrónicos a que «no compren los líquidos en la calle y, una vez adquiridos estos no los modifiquen ni añadan ninguna sustancia que no haya sido aprobada por un distribuidor legal». Añade además que «no está claro si estos casos tienen una causa común o si son enfermedades diferentes con síntomas similares».

Las primeras infecciones pulmonares graves comenzaron en EE.UU. a finales de junio, con la llegada de una decena de pacientes a cuidados intensivos en hospitales de varios estados, aquejados de infecciones pulmonares graves. Una mujer de unos 30 años ha muerto en Illinois. En un principio se pensó que todos los casos estaban relacionados con el consumo de cannabis líquido pero según dijo ayer el gobierno hay infecciones contraídas tras inhalar productos que tenían solo nicotina.

Dejar los cigarrillos electónicos

Milwaukee, la mayor ciudad del estado de Wisconsin, fue ayer más lejos y pidió a los consumidores de nicotina que dejen los cigarrillos electrónicos de forma inmediata porque al menos 16 personas están hospitalizadas por inflamación pulmonar relacionada con la inhalación de productos químicos tóxicos.

El consumo de cigarrillos electrónicos es relativamente nuevo y no está todavía tan regulado como el del tabaco. Algunos estados norteamericanos han tratado de limitar el consumo entre menores prohibiendo la venta de líquido con sabores afrutados en tiendas y supermercados.

Según reveló ayer el diario «The Washington Post» citando a fuentes en las autoridades sanitarias, el número real de ingresados puede superar los 350 en 29 estados, y la causa de las infecciones e inflamaciones puede ser la compra de líquido en el mercado negro. Algunos de los fumadores ingresados incluso adulteraron sus propios líquidos siguiendo vídeos con instrucciones para ellos en YouTube.

El gobierno estadounidense reveló el año pasado que según varios estudios, uno de cada 20 estudiantes de secundaria fuma cigarrillos electrónicos, más fáciles de ocultar que el tabaco. El Cirujano General de EE.UU., portavoz en materia de salud del gobierno, declaró la situación de «emergencia sanitaria».