La mujer asesinada junto a su hijo de cinco años que denunció la masacre - ABC

«Está ensangrentada, en el suelo y sin dientes»

Fueron las palabras del pequeño de cinco años que delató a su padre ante la Policía después de que éste asesinara a su madre y su hermano en una cueva en Tenerife

J. L. Jiménez / E. Montañés / R. Sánchez
Las Palmas / Madrid / BerlínActualizado:

Thomas R. H., de 43 años, acabó el pasado martes presuntamente con la vida de su mujer, Silvia, de 39, y su hijo mayor, de 10 años. Este ciudadano alemán lo habría hecho momentos después de que el pequeño de sus vástagos, de solo 5 años, lo viese golpeando a su madre en el interior de una cueva de muy difícil acceso junto a su hermano y escapase corriendo.

Ensangrentada, sobre el suelo y sin dientes. Es como relató el pequeño que se encontraba su madre tras mantener una fuerte discusión con su padre y antes de que él huyese por un camino situado en La Quinta de Ifonche, la zona alta y rural de Adeje (Santa Cruz de Tenerife). Tras el arresto del hombre, la Guardia Civil halló los dos cuerpos sin vida de la mujer y del menor, todos de nacionalidad alemana, en una cueva situada entre el Barranco del Burro y el Barranco del Infierno. Según el relato de algunos agentes, lo que hallaron fue «una carnicería».

Los cadáveres presentaban múltiples traumatismos y signos de haber sido golpeados, confirmaron fuentes de la Benemérita. Poco después del hallazgo de los cadáveres, el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, detalló que el niño de 5 años fue quien relató el suceso, sin hablar ni una palabra de castellano, con ayuda de una vecina a la que se contactó porque hablaba alemán. Al pequeño se lo habían encontrado «sudoroso, totalmente desorientado, deambulando y en estado de shock» varios vecinos de esta población tinerfeña, que está sumida desde el miércoles en el duelo. La vecina que ayudó a interpretar al pequeño comentó que había caminado casi cuatro kilómetros por un camino que los expertos definen como muy agreste y escarpado, solo accesible para personas que conocen bien la zona.

Thomas R. H.
Thomas R. H. - ABC

«Íbamos por el sendero de La Quinta y vimos a un niño subiendo todo el soportal. Paramos y le preguntamos que de dónde era y dónde estaban sus padres. El niño estaba perdido, era alemán y no lo entendía muy bien. Cogimos al niño y le preguntamos que dónde estaba su casa para llevarle allí. Le recogimos y le llevamos a la policía», explicó otra de las vecinas. El menor contó que su padre les había llevado a todos a una cueva, donde les habría agredido, y él pudo salir huyendo.

Fuentes de la investigación explicaron a este periódico que el niño fue encontrado hacia las 17.00 horas del pasado martes, y tras su relato, se dio aviso inmediato a la Policía Local de Adeje. Los agentes se dirigieron al apartamento del hombre, que estaba dentro. Con un comportamiento muy agresivo, opuso una fuerte resistencia y, siempre según estas fuentes, declaró que se había tomado unos calmantes para dormir, pero que había dejado a su familia en La Quinta, dando una caminata por el campo. Las mismas fuentes especificaron que el hombre presentaba fuertes magulladuras en la cara y golpes en los nudillos, como si hubiera participado en una pelea con violencia. Se le detuvo en ese instante y la vivienda también fue registrada por parte de la Guardia Civil.

Mantiene su inocencia

Al cierre de la edición, el arrestado seguía manteniendo el miércoles su inocencia en dependencias de la Guardia Civil de en Playa de Las Américas, en Adeje, donde se encuentra a la espera de pasar a disposición judicial.

Según los testimonios recabados de los vecinos, el presunto homicida tenía residencia en el municipio canario, mientras su familia «iba y venía» desde Alemania para encontrarse con él, como había ocurrido durante el último periodo vacacional. De hecho, Silvia había traído a los niños el pasado Lunes de Pascua para que viesen a su padre en la isla. El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, confirmó que el presunto homicida vivía en el casco urbano del municipio, aunque no estaba empadronado, y su familia se desplazaba a menudo para visitarlo.

Fuentes jurídicas indicaron que no consta ninguna denuncia por malos tratos anterior. La causa ha quedado bajo secreto de sumario y las diligencias se están tramitando bajo competencia del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Arona, según dichas fuentes.

ABC
ABC

Desde las 11.00 horas del miércoles y tras el arresto del hombre, un amplio operativo de búsqueda rastreaba la zona en busca de alguna señal de la madre e hijos desaparecidos. En dichas tareas participaron agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local, así como efectivos del Consorcio de Emergencias de Bomberos y dos helicópteros, uno de ellos perteneciente al Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias, al que se sumó una unidad de tierra.

Según fuentes de la Benemérita, los cuerpos se localizaron pasados pocos minutos de las 16.00 horas del miércoles en la misma zona de hoquedades donde se sospechaba que se encontraban. El redigor de Adeje comentó que el niño menor de la pareja no pudo apuntar dónde se produjeron los hechos, porque se encontraba muy asustado: «Hablaba de una cueva, pero era difícil precisar en cuál de ellas estaba, ya que abundan en la zona», comentó. El menor se encuentra bajo tutela judicial. El delegado del Gobierno, por su parte, indicó que el detenido no colaboró en ningún momento con la Guardia Civil y mantuvo un comportamiento muy virulento.

El suceso conmocionó ayer a autoridades y líderes políticos. «Llegan las peores noticias desde Adeje (Tenerife). Una mujer y su hijo han sido asesinados. Otra vez la #ViolenciaMachista golpea doble. Un hijo de la pareja consiguió escapar. Todo mi cariño para él, para su familia y seres queridos. Tenemos que acabar con esto. #NiUnPasoAtrás», escribió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el suceso.