Fachada de la Universidad de Barcelona
Fachada de la Universidad de Barcelona

España triunfa en Turismo pero es superada por Francia y Bélgica en el ranking QS de carreras

En el «top 100» europeo nuestro país tiene 68 carreras. Es superada por Francia con 94 y con Bélgica, que cuenta con 69 entre las mejores 100.

La de mejores resultados es la Universidad de Barcelona que se coloca en el ranking entre las 100 mejores del mundo en 17 carreras.

MADRIDActualizado:

España ha sido superada por Bélgica y Francia en el ránking universitario QS que evalúa un total de 48 disciplinas o carreras de más de 1.200 universidades de todo el mundo.

En el «top 100» europeo nuestro país tiene 68 carreras, mientras que en el «top 50» alcaza las 19. En ambos casos es superada por Francia con 94 y 42, respectivamente. Lo mismo sucede con Bélgica, que cuenta con 26 entre las mejores 50 y 69 entre las mejores 100.

El ranking lo lidera Alemania con 214 carreras entre las mejores 100 y 97 entre las mejores 50, seguida de Holanda, Suiza, Italia, Francia, Suecia, Bélgica y España, que alcanza la octava posición superando solo a Irlanda, Rusia y Portugal. Sin embargo, como punto positivo, nuestro país ha conseguido que dos universidades se sitúen entre las 20 primeras. La de mejores resultados es la Universidad de Barcelona que se coloca en el ranking entre las 100 mejores del mundo en 17 carreras.

Los mejores resultados lo obtienen las carreras de Hostelería y Turismo y no, precisamente, son universidades. La mejor posición es para Les Roches Marbella, que aparece en el puesto 13 del mundo en Hostelería y Turismo, y le sigue muy de cerca la Escuela Universitaria de Hostelería y Turismo de Sant Pol de Mar, que se coloca en el puesto 19 en la misma tabla.

El puesto más alto en una carrera «central» (QS define así a las que tienen más tradición en investigación) lo alcanza la Universidad Politénica de Cataluña, que asciende 11 puestos y se coloca en el número 23 en Ingeniería Civil.

De las del conjunto de España, le siguen Odontología de la Universidad Complutense de Madrid, ADE de la Universidad Ramón Llull, Archivo y Documentación de la Universidad de Barcelona, Arquitectura de la Politécnica de Cataluña, Veterinaria de la Autónoma de Barcelona, Anatomía y Fisiología de la misma universidad y ADE de la Universidad de Navarra.

El problema de siempre: la investigación

Pero, ¿qué ha hecho España mal? «La investigación es el área donde la mayoría de las instituciones españolas aún tienen un camino por recorrer. Se requiere trabajar tanto en cuanto a la productividad de los investigadores como en el impacto promedio de las publicaciones (medido a través de las citas obtenidas)», explica Martin Juno, analista de QS.

Otro elemento importante a considerar es, a juicio de Juno, «el bajo nivel de internacionalización relativa de la planta académica de las instituciones españolas al compararla con otros países de Europa».

El impacto de las publicaciones es uno de los indicadores evaluados para hacer el ranking y en el que Bélgica explica su ventaja. Francia, en cambio, destaca en reputación académica, el indicador central del ranking y el que también ha llevado al podio a Alemania.

El «triunfo» español en Hostelería y Turismo es fácilmente explicable. «España ha sido históricamente una referencia mundial en el área del turismo y la hostelería. Esto obedece -y también retroalimenta- a la excelencia de sus centros de educación superior en la disciplina. La reputación entre empleadores (otro indicador del ranking) ha sido fundamental para explicar el buen desempeño de las instituciones, poniendo en evidencia el buen trabajo realizado en la preparación de los graduados para la vida laboral», explica Juno. Cabe señalar que este ranking solo incluye a 50 instituciones a nivel mundial, entre las que se encuentran 3 con base en España.

El ranking utiliza cuatro criterios para hacer las evaluaciones: la reputación académica (¿cómo y con cuánta estima se considera a una universidad específica en la comunidad académica?); la reputación de los empleadores (¿cuánto estiman los empleadores a nivel global a los graduados de una universidad en particular?); las citas por artículo (¿cuánto impacto, en promedio, tiene la investigación de los miembros de la facultad?) y, por último, la productividad e impacto del académico medio de una facultad.