España tendrá en 2012 vacunas contra la gripe de fabricación española

España tendrá en 2012 vacunas contra la gripe de fabricación española

N. RAMÍREZ DE CASTRO | MADRID
Actualizado:

Por primera vez, España podrá contar con vacunas contra la gripe de fabricación española. Las fabricará Rovi, un laboratorio nacional en una nueva planta de biotecnología que se creará en Granada. No habrá vacunas nacionales para hacer frente a la primera oleada de la pandemia de gripe A, pero dentro de tres años, las instalaciones estarán funcionando «a pleno rendimiento», anunció ayer la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

El laboratorio Rovi ha sido el único que ha presentado al Ministerio de Sanidad una propuesta para acometer esta inversión. No tiene experiencia en el campo de vacunas, pero ha suscrito un acuerdo con una compañía norteamericana que le transferirá la tecnología necesaria.

La construcción de la nueva planta supondrá una inversión de 75 millones de euros y la creación de 200 nuevos puestos de trabajo. Rovi contará con el apoyo de la Junta de Andalucía y del Gobierno central. Andalucía facilitará terrenos para construir el nuevo edificio en las instalaciones del Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud. Y el Gobierno ofrecerá un crédito sin interés de entre 20 y 25 millones de euros.

«Más tranquilidad»

La nueva planta que se abrirá en Granada no sólo producirá vacunas para la nueva gripe A. También se fabricarán las clásicas contra la gripe común. Contar con una infraestructura de estas características es clave en una situación de pandemia. Los países que pueden fabricarla optarán por satisfacer su demanda nacional antes de exportar. Por eso, la nueva planta «es una magnífica noticia y un gran acuerdo. Nos dará tranquilidad», decía ayer a ABC José Martínez Olmos, secretario general del Ministerio de Sanidad. «Podremos hacer frente a nuevas oleadas de gripe y atender, sin apuros, las campañas de la gripe común».

Si el acuerdo llega a buen puerto, España se sumará al reducido número de países europeos que disponen de una instalación similar. Sólo hay en el Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica, Italia, Suiza y Holanda. Con ella Rovi garantiza el abastecimiento español y aspira a vender en África e Iberoamérica.

El Gobierno lleva años detrás de una fábrica de vacunas española. El primer intento se hizo hace tres años cuando la amenaza era la gripe aviar. Entonces se adjudicó a Madrid y al laboratorio Berna. Al final, el contrato se desvaneció porque la empresa no logró el compromiso del Gobierno de comprarle en exclusiva todas las vacunas.

Concurso público

En España la adquisición de vacunas está sujeta a un concurso público en el que se valora el precio, la calidad y la rapidez del suministro. Sanidad ya ha dejado claro a Rovi que no habrá exclusividad. «De lo contrario cometeríamos una ilegalidad», advirtió Martínez Olmos. Sin embargo, en un discurso a sus accionistas, el presidente de Rovi, López Belmonte, contaba la «excelente posición» que ocupaba su laboratorio con su introducción en el mundo de las vacunas y Sanidad como «único comprador».