Enrique Múgica aboga por recuperar el anteproyecto de ley sobre ADN de1999

Actualizado:

En su informe 2001, el defensor del Pueblo hace una alusión expresa al anteproyecto de ley reguladora de bases de datos de ADN, de octubre de 1999, y que a su juicio podría definir perfectamente la naturaleza y marco competencial de la Agencia Nacional de Perfiles de ADN que aboga por crear. Como se sabe, el citado anteproyecto fue el resultado de los intensos trabajos de una comisión formada por los mejores expertos de todos los sectores implicados: Policía Nacional, Guardia Civil, Medicina Legal, juristas y técnicos del Ministerio de Justicia, que por entonces dirigía Margarita Mariscal de Gante. Ya ese anteproyecto consideraba «inaplazable» la legislación sobre esta materia -sobre todo en lo que se refiere a la utilización de la huella genética en investigación criminal-, pero la realidad es que desde la llegada al ministerio de Ángel Acebes la comisión no ha vuelto a ser convocada.

Según el mencionado anteproyecto, la Agencia Nacional de Perfiles de ADN sería un organismo autónomo dependiente del Ministerio de Justicia, que nombra a su director de entre quienes formen parte de un Consejo Asesor Técnico. Las funciones de la agencia serían, entre otras, «establecer las condiciones técnicas en que han de llevarse a cabo las tomas de muestras o vestigios biológicos del lugar de los hechos o de los cuerpos de las víctimas (...); establecer las condiciones de seguridad en que ha de ejecutarse el traslado de las muestras al Laboratorio competente; determinar el procedimiento de disociación sobre las muestras previo al almacenamiento en los Laboratorios; establecer las condiciones técnicas, científicas y de seguridad que han de cumplir los laboratorios que efectúen análisis de ADN dentro de investigaciones criminales, así como llevar a cabo los controles periódicos que procedan; emitir a los Laboratorios la oportuna acreditación; determinar los marcadores homogéneos sobre los que los Laboratorios acreditados han de realizar los análisis; coordinar la actuación de los Laboratorios acreditados y controlar la comunicación de datos de los mismos; ejercer la potestad sancionadora (...); crear las bases de datos y ficheros necesarios y ordenar la incorporación y cancelación de datos (...); ejercer en el ámbito de sus competencias el control y adoptar las autorizaciones que procedan en relación con los movimientos de datos de ADN con fines de investigación criminal, así como desempeñar las funciones de cooperación internacional que correspondan».

Consejo Asesor Técnico

El Consejo Asesor Técnico de la Agencia, con funciones consultivas, de iniciativa legislativa y reglamentaria y de propuesta de resoluciones, estaría formado por representantes del Ministerio de Justicia -Agencia de Protección de Datos, Instituto Nacional de Toxicología e Institutos de Medicina Legal-, de Interior -Dirección General de la Guardia Civil y Dirección General de la Policía-, consejerías de Justicia e Interior de las Comunidades, policías autonómicas, Consejo General del Poder Judicial y Fiscalía General del Estado.