Operación de trasplante
Operación de trasplante - ABC

Un enfermo español y otro italiano intercambian sus donantes en el primer trasplante internacional cruzado

La compleja operación logística ha movilizado a catorce hospitales y 113 parejas de donante y receptor

MADRIDActualizado:

Dos enfermos renales separados por 723 kilómetros, la distancia que separa Barcelona de la ciudad italiana de Pisa, tienen hoy un nuevo riñón gracias a una compleja operación logística de intercambio de órganos. Ambos tenían un donante dispuesto a darles uno de sus riñones, pero no eran compatibles. Así que entraron en un programa de donación cruzado que consiste en poner en contacto a parejas que donan a desconocidos su órgano a cambio de que su familiar reciba un órgano compatible.

Las cirugías se realizaron el pasado 19 de julio en la Fundación Puigvert de Barcelona y el Ospedale Cisanello de Pisa. Pero ha sido hoy cuando la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha informado de la intervención. Desde que la ONT realizó el cruce en el que se detectó la posible compatibilidad entre las dos parejas, apenas transcurrieron ocho semanas hasta la realización de los traspalntes. Tanto donantes como receptores se encuentran en perfecto estado.

Alianza del sur de Europa

Los trasplantes cruzados no son nuevos, pero este es el primero que implica a centros y pacientes del sur de Europa. No hay ningún misterio en las técnicas quirúrgicas, pero este tipo de trasplantes conlleva un complicado proceso logístico, más complicado aún cuando intervienen enfermos y hospitales de otros países.

Con la internacionalización, se persigue aumentar las posibilidades de encontrar órgano compatible. Y cuantas más parejas participen en él, mayor será la heterogeneidad genética y mayores las opciones de tener éxito con el intercambio.

Un operativo muy complejo

En este cruce se ha movilizado a catorce hospitales. De ellos, diez son españoles, tres italianos y uno es portugués. También han participado a 113 parejas de donante-receptor: 79 españolas, 19 portuguesas y 15 italianas.

La ONT ha coordinado el operativo y facilitado la plataforma informática que permite analizar las posibilidades de intercambio entre las parejas inscritas en el registro internacional de trasplante.

España puso en marcha el programa de trasplante renal cruzado hace casi diez años para mejorar las donaciones de riñones e hígados de personas vivas. Lo importó de países como Estados Unidos, Canadá, Australia o Corea del Sur, donde este tipo de intervenciones tenían muy buenos resultados.