EL PULSO DEL PLANETA

Encontrar el amor para toda la vida en la Iglesia

Los frailes franciscanos de la basílica italiana de San Antonio de Padua organizan encuentros para solteros entre 20 y 25 años

Actualizado:

¿No encuentra su alma gemela? Búsquela en la Iglesia. Lo proponen los frailes franciscanos de la basílica de San Antonio de Padua, que organizan encuentros para solteros entre 20 y 25 años. Con una bendición especial, se invoca a uno de los santos más famosos y venerados en el mundo, san Antonio de Padua, conocido también como el santo de los milagros o el taumaturgo. Cuenta con una devoción particularmente difundida en su patria, Portugal, y en los países de Iberoamérica, donde se le reza para encontrar marido o mujer. De ahí que se le conozca también como el santo «casamentero». Hoy, el encuentro organizado por los frailes tiene este programa: misa, happy hour y aperitivo para confraternizar en el claustro, un momento de fiesta amenizado con una banda musical. Para asistir, hay que inscribirse en la web dedicada a san Antonio, donde aparece el anuncio de la convocatoria.

En un mundo en el que predomina la aspiración de permanecer bellos y jóvenes para siempre, y con las relaciones cada vez más frágiles, encontrar el alma gemela cuando se llega a determinada edad parece casi un milagro. Hasta el Papa Francisco reconocía la dificultad de encontrar el alma gemela, contando esta anécdota sobre el santo: «En Argentina, san Antonio es el patrón de la chicas que piden un novio. Cuando tienen 20 años, solicitan que venga, que tenga y que convenga. Después, si no llega a los 30 años, piden: Que venga y que tenga. ¿Y a los 40 años? ¡Que venga, como sea!», bromeó el Papa

La verdad es que, según algunos expertos, no son muchas las alternativas para encontrar el alma gemela. Las agencias matrimoniales no están de moda, y los chats o páginas web tienen el riesgo a menudo de encuentros inciertos o en la oscuridad. San Antonio, por el contrario, parece que no decepciona. Al menos a los que creen en milagros y le rezan con devoción. Están convencidos millones de devotos en todo el mundo. Y también los franciscanos que organizan el evento. «Como frailes hemos reflexionado sobre una situación que afecta cada día a más personas que no han encontrado todavía un camino propio en la vida, ya sea afectivo, personal o laboral. Para ellos, nuestra iniciativa quiere ser una oportunidad de reflexión y de encuentro confiando en la intercesión de san Antonio», manifestó el padre Oliviero Svanera, el rector de la basílica.

¿Cómo tendría que ser el hombre o la mujer ideales por los que santo podría pensar que vale la pena intervenir? En una oración, expresamente para solicitarle la persona justa al «protector de los novios», se le pide al santo que ayude a encontrar un novio o una novia que «me guste, que sea trabajador, virtuoso y responsable, que mi noviazgo sea feliz y mi amor sin límites». No somos una agencia para la búsqueda del alma gemela, explica el padre Alberto Tortelli, quien precisa que Antonio es el santo que hace encontrar las cosas. ¿Incluso el alma gemela? «Si buscas milagros…» recita la conocida oración a san Antonio en su canonización. Era el año 1232…