Vídeo: Así fue la llegada del ser humano a la Luna en 1969

Una efeméride histórica merece un número de ABC para la historia

Nuestro diario responde mañana a las preguntas que genera la llegada del hombre a la Luna... 50 años después

Actualizado:

ABC ha escogido una efeméride mundial para ofrecer un número histórico en el quiosco. Hasta el 20 de julio de 1969 a la Luna se la había recitado, estudiado, cantado y filmado, pero jamás nadie la había pisado.

Mañana se cumplen 50 años de la gesta, cuando tres hombres a bordo de un artefacto que entonces representaba la máxima sofisticación tecnológica, pero que hoy no significa nada porque le adelanta por la izquierda un «smartphone», llegaron a ese mundo ignoto para cruzar la primera frontera física de la era espacial.

Preguntas en el aire

Si alguna vez usted se ha hecho preguntas de cómo iban al baño esos tres hombres (Neil Armtrong, Buzz Aldrin y Michael Collins), si le interesa saber cómo se retransmitió el evento en un mundo que descubría la televisión pero que carecía de redes sociales o cuál fue exactamente la participación española en este episodio sideral, encontrará las respuestas que aún sobrevuelan en su quiosco.

El de mañana será un número especial del periódico con más de 70 páginas dedicadas a rendir homenaje a una hazaña que ha marcado la Historia de la humanidad como muy pocas lo han hecho y que se convirtió, con el gesto de plantar una bandera en el suelo de nuestro satélite, en el orgullo de toda una nación.

«La bandera ondeaba», dicen todavía los escépticos sin querer atender a razones, porque tan increíble fue la gesta que aún hay gente que no se la cree. Recorrer esos 400.000 kilómetros y volver a la Tierra supuso un alarde de innovación, heroicidad y ambición infinita. Y de costes ingentes.

Elcanos de 1969

Los tres astronautas de la misión Apolo 11 fueron auténticos exploradores, como lo fueron Magallanes o Elcano hace cinco siglos, cuando su expedición completó la primera vuelta al mundo.

Ellos nos enseñaron que podíamos hacer realidad lo imposible y ahí fue una antena española la que, por cierto, se enteró antes que nadie. Con firmas e intervenciones «estelares», como una entrevista a Aldrin que sorprenderá y desvelará datos ignorados 50 años después, el de mañana es un número para coleccionistas.