Un bebé en una incubadora
Un bebé en una incubadora - EFE

EE.UU. en alerta por la «epidemia» de bebés drogodependientes

Según una investigación de Reuters, 110 de los pequeños que sufren abstinencia de opiáceos neonatal mueren

MadridActualizado:

En Estados Unidos, cada 19 minutos nace un bebé con síndrome de dependencia a los opiáceos. La adicción a las drogas de las madres durante su gestación ha provocado la alarma social en un país que ha visto cómo 27.000 de sus recién nacidos padecen los efectos de la dependencia de sus progenitoras, según datos de 2013, los últimos en salir a la luz.

La abstinencia neonatal provoca en los bebés temblores, llantos profundos, diarrea severa y estornudos. Estos recién nacidos rechazan la comida, en la mayoría de los casos porque al ingerirla se ahogan con ella; otros, en cambio, comen de forma compulsiva.

Suelen ser prematuros y nacer con bajo peso y aunque este fenómeno no es nuevo, en Estados Unidos los médicos ya se refieren a él como «epidemia» y ya especulan un incremente de este tipo de casos en un futuro.

Tal y como recoge la BBC, «una investigación publicada recientemente por la agencia de noticias Reuters indica que en 2004, siete de cada 1.000 recién nacidos en ese país presentaban dependencia física de narcóticos. Al final de 2013, la cifra aumentó a 27 entre cada 1.000».

Aunque no todos los bebés expuestos a las drogas durante su gestación nacen con síndrome de abstinencia, sí lo hacen entre el 60 y 80% de ellos, que posteriormente son sometidos a un tratamiento con metadona o morfina para reducir o paliar su dependencia a la heroína.

En la investigación que publica Reuters, la agencia realiza un inventario que cifra en 110 los bebés muertos en relación con la abstinencia de opiáceos neonatal.