Manifestación en Valencia en apoyo de la educación concertada
Manifestación en Valencia en apoyo de la educación concertada - EFE

EducaciónLa educación concertada denuncia el intento de los radicales de imponer un modelo único de Enseñanza

Las plataformas defensoras de este modelo educativo temen que si cambia el Gobierno, se imponga en la renovación de los conciertos educativos de 2017 la estrategia de acoso y derribo que ya se está produciendo en Valencia y Castilla-La Mancha

MADRIDActualizado:

En enero de 2017 toca renovar los conciertos educativos. Y la plataforma Concertados, entidad constituida por Escuelas Católicas, CECE, Concapa y Cofapa para defender un modelo educativo eficaz y plural, teme que si hay un cambio de Gobierno se recrudezca la presión sobre la educación concertada. La estrategia sería una paulatina reducción de las unidades (clases) concertadas para ir derivando a los alumnos a los centros de enseñanza pública.

«Lo estamos viendo ya en Valencia, donde se están poniendo en marcha acciones muy radicales. De golpe no es posible porque no se podrían reubicar a todos los alumnos en la pública, por eso lo van haciendo poco a poco. Una clase que desaparezca este año en primero de Primaria, se convierte en dos al curso siguiente, y en la desaparición de toda la línea en pocos años», avisa a ABC José María Alvira, secretario general de Escuelas Católicas y portavoz de Concertados. Su preocupación se extiende también a otras comunidades como Castilla-La Mancha. «Allí, el acuerdo entre Podemos y PSOE ha congelado los presupuestos este año pero para irlos reduciendo en los próximos», recuerda Alvira.

Ariete electoral

La Educación siempre ha sido fruto de un enconado debate ideológico, y prueba de ello son las siete reformas educativas que ha sufrido este país desde 1970. «Por desgracia, la educación concertada se esta convirtiendo en una arma electoral. Lo que nos gustaría es que hubiera un pacto educativo y que lo fundamental no fuera objeto de disputa ideológica. Si el debate educativo fuese exclusivamente en el terreno pedagógico, todos saldremos ganando. Pero no es el caso», lamenta Alvira, que subraya las cifras de la concertada. «Un 25,4% del alumnado en España escoge la educación concertada, lo que significa que más de 2.000.000 de niños asisten a sus aulas diariamente. Eliminar la concertada implicaría una penalización para las familias que optan por este modelo educativo», dice.

Los defensores de la concertada alegan que es complementaria a la pública

Ante este escenario, Concertados ha lanzado hoy un video, «La educación, un derecho de todos», alertando del ataque a la libertad de enseñanza recogida en el Artículo 27 de la Constitución Española. Según Alvira, «la escuela concertada es una opción educativa tan válida como la pública o la privada y responde a la diversidad de una sociedad plural. Son redes complementarias que permiten a los padres elegir la educación con la que más se identifican y la que quieren que reciban sus hijos. Ahogar la enseñanza concertada sería ahogar el estado democrático de derecho. Los ciudadanos no lo podemos consentir».

Y de momento, los defensores de la libertad de enseñanza ya han salido a la calle en Valencia, donde este pasado domingo cerca de 40.000 personas se manifestaron en la plaza de la Virgen de Valencia para «salvar» la escuela concertada y pedir la dimisión del consejero de Educación, Vicent Marzà.