Los editores de periódicos españoles ganan los derechos de autor

S.S | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Justicia ha resuelto esta semana un importante caso sobre la propiedad de los derechos intelectuales, otorgando a los periódicos la propiedad exclusiva de los derechos de sus contenidos.

El juzgado de lo mercantil número 6 de Madrid ha avalado, tras más de dos años de litigio, los derechos de propiedad intelectual de los editores frente a las empresas dedicadas a la elaboración de resúmenes de prensa, conocidas como «press clipping», tal y como se desprende de una sentencia dictada tras una denuncia interpuesta por la AEDE y 55 editores de diarios españoles. La resolución condena a cesar en su actividad a la empresa Documentación de Medios, dedicada a «press clipping».

El fundamento de la sentencia es que este tipo de empresas deben previamente alcanzar acuerdos con los propietarios y editores de los diarios. La elaboración de resúmenes y recortes de prensa de lo publicado en los diversos medios es una actividad de un gran volumen de negocio que, en ocasiones, se realizaba sin las correspondientes autorizaciones.

La AEDE indica, en un comunicado, que el citado juzgado madrileño ha reconocido a los editores como «propietarios exclusivos» de los contenidos de sus diarios y obliga a las empresas dedicadas a la elaboración de resúmenes y recortes de prensa, que operaban sin licencia, a adoptar acuerdos para poder continuar desarrollando esta actividad.

La sentencia concluye que los acuerdos entre las empresas dedicadas al «press clipping» y las asociaciones de periodistas como FAPE no son válidos a efectos de elaborar resúmenes y recortes de Prensa. Descarta así el juzgado que al amparo de la excepción de la cita del artículo 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual puedan desarrollarse modelos de negocio que se limiten a reproducir y digitalizar contenidos de otros y a percibir una remuneración aprovechándose así del esfuerzo de los editores.

Aprovechar esfuerzo ajeno

Según la sentencia, la actividad de Documentación de Medios se limitaba a recopilar y a realizar «fotocopias y digitalizaciones de artículos periodísticos con cita del medio impreso diario y del día a que corresponde». En consecuencia, el Tribunal considera que «esta actividad carece de creatividad o esfuerzo creativo alguno..., percibiendo por ello una remuneración con aprovechamiento del esfuerzo y actividad empresarial y comercial ajena».

Tras conocer la decisión del juzgado madrileño, la AEDE se felicitó de que se clarifique «el marco legal del sector» y se reconozca que los titulares de los derechos sobre las ediciones impresas «son los editores y no las asociaciones de periodistas».