La ministra reunida con el sector de los editores de libros
La ministra reunida con el sector de los editores de libros - EFE

Los editores dan marcha atrás y niegan el adoctrinamiento en los libros, tras reunirse con la ministra

Celaá asegura que «todo ha quedado aclarado, como esperábamos» y «no hay ninguna denuncia»

MADRIDActualizado:

Los editores de los libros de texto han dado marcha atrás tras reunirse con la ministra de Educación, Isabel Celaá, y niegan presiones autononómicas para la elaboración de los libros de texto. Tras una hora de reunión en el Ministerio de Educación, este colectivo da un giro de 180 grados a la posición que mantuvieron en la rueda de prensa del pasado viernes y aseguran que los ejemplos que aportaron son «anecdóticos» y que «la mayoría se remontan a antes de 2001», cuando los textos tenían que supervisarse.

Este sorprendente cambio de actitud le dio alas a la ministra para afirmar con contundencia que «todo ha quedado aclarado como esperábamos y no hay ninguna denuncia por adoctrinamiento en los libros de texto»