Ecologistas celebran la prohibición de la UE contra la amputación de aletas de tiburón
Los pescadores cercenaban la aleta a los escualos en el mismo barco y luego se deshacían del resto - youtube

Ecologistas celebran la prohibición de la UE contra la amputación de aletas de tiburón

España y Portugal, principales países de la zona en esta actividad, perderán el permiso especial de pesca que tenían

madrid Actualizado:

Este jueves es un día histórico para la defensa de los tiburones, según grupos ecologistas que celebran el endurecimiento de la normativa europea para la pesca de escualos, que no aceptará el denominado « finning» en alta mar, separar las aletas, mas rentables, y arrojar, en ocasiones, los cuerpos al agua.

Según decisión del pleno del Parlamento Europeo, los tiburones que se pesquen en aguas comunitarias se tendrán que desembarcar con las aletas adheridas al cuerpo de forma natural y se prohíben los permisos especiales que hasta ahora concedían países como España y Portugal, los principales pescadores en la zona, para cercenar los apéndices en el barco.

Los ecologistas defienden que esta es la única manera de evitar con firmeza el conocido como «finning», una práctica prohibida en la Unión Europea desde 2003, que puede pasar inadvertida si se permite desembarcar aletas y cuerpos por separado y en distintos puertos.

Celebración de los ecologistas

Ecologistas en Acción, que desde 2006 hace campaña en contra del aleteo, destaca la decisión parlamentaria como «un punto de inflexión en la protección de los tiburones, un grupo de animales que se encuentra en una situación de conservación dramática».

Cerca de un tercio de las especies de tiburones están amenazadas, recuerdan los ecologistas, que identifican la tintorera (Prionace glauca) y el marrajo (Isurus oxyrinchus) como los mas pescados en aguas comunitarias.

La coalición internacional «Shark Alliance», de la que forma parte Ecologistas en Acción, identifica la decisión del Parlamento como un «importante hito» dentro del esfuerzo mundial por acabar con la «derrochadora» práctica del aleteo de tiburón.

«Felicitamos a la Comisión Europea por su liderazgo en este prolongado esfuerzo y hacemos extensiva nuestra gratitud a los 25 Ministros de pesca y a los cientos de eurodiputados que han prestado su apoyo a una prohibición del aleteo más firme y estricta, así como a las decenas de miles de ciudadanos europeos que les han animado a hacerlo», sostiene el grupo.

El «finning» abastece el mercado asiático de aleta de tiburón, ingrediente principal de la apreciada sopa que se prepara con esa parte del pez, cuyo cuerpo, en ocasiones, se deshecha en alta mar por ser menos rentable. En el mercado de Hong Kong, el kilo de aleta de tiburón, a la que se atribuyen propiedades afrodisiacas, ronda los mil euros.