«Dona sangre», la App que dibuja un mapa personalizado para los donantes

La Comunidad de Madrid «necesita unas 900 donaciones al día para mantener reservas de sangre suficientes»

Actualizado:

Los hospitales, que es lo mismo que decir los pacientes, necesitan sangre. España es generosa en donaciones (con una se pueden salvar hasta tres vidas) y quizás no lo es más, por falta de información. En Madrid los estudios dicen que la población iría con mayor frecuencia a donar si hacerlo no le resultara complicado. «La gente desconoce el proceso, no sabe dónde ir, piensa que es lejos o erróneamente, cree que requiere más tiempo del que en realidad conlleva (unos 20-30 minutos)», observan Juanjo Fernández y Antonio García, creadores de la App Dona Sangre.

En casos de emergencias, con esta aplicación se pueden salvar en tiempo récord muchas vidas. La comunidad de Madrid, advierten, «necesita unas 900 donaciones al día para mantener reservas de sangre suficientes».La App «muestra los sitios de donación más cercanos mediante el GPS» del móvil, ofrece «una guía visual que explica con detalle el proceso, envía alertas y es compatible con todos los sistemas (Apple y Aandroid) aunque -añaden- también puede utilizarse a través de la página web».

El funcionamiento es sencillo, «un pequeño configurador da las primeras pautas, selección de sexo (los hombres pueden donar cuatro veces al año y las mujeres tres) y nuestro grupo sanguíneo, para recibir avisos en caso de necesidad». En cuanto a la privacidad, observan los socios de la firma Lostium, «es totalmente anónima. Las donaciones, su frecuencia y el perfil del usuario residen únicamente en el dispositivo». Asimismo, el usuario tiene una herramienta que le permite llevar un registro de donaciones, tener notificaciones y recordatorios en su calendario, para saber cuándo puede volver a donar.

La App permite ver « el estado de las reservas de sangre en tiempo real, los puntos de donación, tanto fijos como móviles y te los ordena por distancia de acuerdo a nuestra posición en tiempo real». La iniciativa, altruista, responde a una toma de conciencia y sensibilidad social. «No buscamos rentabilidad económica directa ya que este tipo de proyectos –observan Juanjo y Antonio- nos suelen costar dinero pero el objetivo es otro, dar un servicio al ciudadano».