La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, durante la rueda de prensa
La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, durante la rueda de prensa - EFE

Dirigentes del PSOE y de Podemos cargan contra Andrea Levy por cuestionar que el aborto sea un derecho

Consideran que es un «insulto a la igualdad» y un retroceso «a 1985»

Actualizado:

Dirigentes socialistas han arremetido este miércoles contra la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, por cuestionar que el aborto deba ser un derecho y por defender la vuelta a la ley de supuestos de 1985, que despenalizaba la interrupción del embarazo sólo en tres supuestos: violación, riesgo para la salud física y psíquica de la madre o malformación el feto.

«A mí lo que me preocupa es que el aborto sea un derecho», ha confesado Levy en una entrevista en 'Vanity Fair', en la que defiende, en línea con la Ejecutiva de su partido, la vuelta a la ley de supuestos de 1985 al considerar que «tuvo más consenso que la ley actual de plazos».

Las palabras de Levy en esa entrevista, donde reivindica el feminismo como búsqueda de la «igualdad de oportunidades y derechos» entre ambos sexos y de la «libertad de la mujer», han soliviantado a algunas de las mujeres de la Ejecutiva del PSOE de Pedro Sánchez.

Insulto a la igualdad

La secretaria contra la Violencia de Género, Susana Ros, las ha considerado «un insulto a la igualdad». «El PP es el gran enemigo de la igualdad. La Ley no obliga a abortar. Con esta Ley hay menos abortos, y sobre todo, en mujeres jóvenes», ha escrito en su cuenta en Twitter.

Levy reafirma la posición de su partido respecto a la interrupción del aborto: «Lo que me preocupa es que el aborto sea un derecho», ha asegurado en una entrevista para «Vanity Fair».

También ha opinado la exministra y actual secretaria de Ordenación Territorial y Políticas Públicas de Vivienda del PSOE, Beatriz Corredor, que advierte de que Levy «olvida o ignora» que «los derechos son potestades que la ley otorga a las personas para que las ejerzan, si quiere».

«La maternidad no es una obligación; la interrupción de un embarazo, tampoco. Imponer a una mujer la maternidad no deseada es un abuso», argumenta Corredor.

La eurodiputada Elena Valenciano ha considerado, también en su cuenta de Twitter, que el «problema» de Levy es precisamente «no entender que elegir la maternidad es un derecho de las mujeres». «Siendo usted una mujer, es dramático», le ha replicado.

Un retroceso a 1985

El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos, Íñigo Errejón, ha acusado este miércoles al PP de Pablo Casado de retroceder a 1985 después de que la vicesecretaria de Estudios y Programas de los 'populares', Andrea Levy, haya cuestionado que el aborto deba ser un derecho y haya defendido la vuelta a la ley de supuestos de ese año.

A través de un apunte en Twitter, recogido por Europa Press, Errejón ha asegurado que no se va a volver «a la España de los abortos clandestinos o las clínicas en Londres», cuando la interrupción del embarazo sólo estaba despenalizada en tres supuestos: violación, riesgo para la salud física y psíquica de la madre o malformación el feto.

«Cuando el resto del país avanza, el PP de Casado retrocede a 1985. Las mujeres ya hicieron dimitir a un ministro por intentar arrebatarles el derecho a decidir sobre su cuerpo», ha escrito, en alusión a Alberto Ruiz-Gallardón, que presentó su dimisión como ministro de Justicia tras la retirada de su ley del aborto.

El político de la formación «morada» se ha expresado así a raíz de las declaraciones de Levy en «Vanity Fair», en las que ha defendido, en línea con la ejecutiva de su partido, la vuelta a la ley de supuestos de 1985 al considerar que «tuvo más consenso que la ley actual de plazos».

«A mí lo que me preocupa es que el aborto sea un derecho», ha señalado Levy, para después reivindicar el feminismo como la búsqueda de la «igualdad de oportunidades y derechos» entre ambos sexos y de la «libertad de la mujer».