Resultados informe PISA 2015

El mapa que muestra las diferencias educativas por comunidades

Según el último informe PISA, Castilla y León, Navarra o Madrid obtienen resultados muy superiores a Extremadura, Andalucía o Canarias

Actualizado:

«En Andalucía te dicen que lo que sabe un niño de diez años es lo que sabe un niño de ocho en Castilla y León». Esas fueron las palabras con las que la vicesecretaria de Acción Social del PP, Isabel García Tejerina, pretendía apuntar que existe un «deterioro» en la educación y la existencia de diferencias en el nivel educativo entre comunidades autónomas.

La afirmación no cayó muy bien al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, quien dijo que no compartía lo expresado por la exministra. Momentos después, Tejerina matizaba: «Los niños y profesores andaluces son de 10», señalaba y apuntaba a la gestión educativa de 40 años de gobiernos socialistas como responsables de una gestión «absolutamente ineficaz».

Sin embargo, ¿existen realmente diferencias educativas entre comunidades? Según el último informe PISA, elaborado con datos de 2015, comunidades como Castilla y León, Navarra o Madrid obtienen resultados muy superiores a otras como Extremadura, Andalucía o Canarias.

Tal y como se puede observar el mapa y el gráfico superior, si nos centramos en las dos regiones a las que hacía mención Tejerina, comprobamos como Castilla y León obtuvo las mejores puntuaciones de España en la prueba de ciencias (con 519 puntos) y lectura (con 522) y fue la segunda en matemáticas (con 508). De este modo, la comunidad se coloca incluso por encima de la media de la OCDE en todas las materias y a niveles de países como Alemania o Finlandia.

Por su parte, Andalucía fue la última en la prueba de ciencias (con 473 puntos), y la penúltima en lectura y matemáticas con 479 y 466 puntos respectivamente.

Si tomamos los resultados a nivel global, la media de las puntuaciones España son muy «raspadas», con 493 puntos en ciencias (al mismo nivel que la media de la OCDE), 496 en compresión lectora (tres por encima de la media de la OCDE) y 486 en matemáticas (6 por debajo de la media de la OCDE).