Imagen de archivo
Imagen de archivo

Diez nuevos aires acondicionados se venderán cada segundo durante los próximos treinta años

Las emisiones de CO2 asociadas a la refrigeración se han triplicado desde 1990

Actualizado:

Cuando Willis Haviland Carrier inventó en el año 1902 el aire acondicionado con objeto de producir aire frío para bajar la temperatura de una planta de impresión sobre papel y conseguir que el proceso fuese más eficiente, nunca imaginó que su invento combatiría la temperatura de los veranos más calurosos y se convertiría en imprescindible para muchos.

El uso creciente del aire acondicionado en casas y oficinas de todo el mundo será uno de los principales impulsores de la demanda eléctrica mundial durante las tres próximas décadas, según la Agencia Internacional de Energía (IEA) que muestra la necesidad de tomar medidas políticas para mejorar la eficiencia del uso del aire acondicionado. «Establecer estándares de eficiencia más altos para la refrigeración es uno de los pasos más fáciles que pueden tomar los gobiernos para reducir la necesidad de nuevas plantas de energía, y permitirles al mismo tiempo reducir emisiones y costes», dice el Dr. Birol, director ejecutivo de IEA, economista y experto en energía.

Se espera que en 2050 la demanda de energía global de los aires acondicionados se triplique, necesitando la capacidad eléctrica equivalente a la que hoy utilizan la Unión Europea, Estados Unidos y Japón juntos. Para entonces los sistemas de aire acondicionado serán la segunda fuente de consumo de electricidad en el mundo, solo superados por el sector industrial. La IEA apunta a que el número total de aires acondicionados en los edificios aumentará a 5,6 billones en 2050, es decir, 1.600 millones más que hoy en día. Atendiendo a estas cifras, 10 nuevos aires acondicionados se venderán cada segundo durante los próximos 30 años.«Antes solo tenían aire acondicionado las viviendas de alto standing», cuenta Pilar Budí, directora de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (AFEC). También comienza a ser algo habitual en espacios en los que hasta ahora no se demandaba, como colegios o guarderías. «Hace treinta años se consideraba necesaria la calefacción y optativa la climatización. En la actualidad, en el sector terciario se considera igualmente necesaria la climatización y en el sector residencial se instala cada vez más», apuntan desde el portal Calor y Frío, formado por profesionales del sector.

La eficiencia de estos aparatos puede variar y por tanto también lo hacen los gastos y problemas ambientales que provocan. Los aires acondicionados que se venden en Japón y la Unión Europea suelen ser un 25% más eficientes que los que se venden en los Estados Unidos y China.

Las mejoras en la eficiencia podrían reducir a la mitad la demanda de energía a través de estándares obligatorios de rendimiento energético. Hay que usar el aire acondicionado con sentido común, porque el mal uso puede ser negativo para nuestra salud. Las emisiones de CO2 asociadas a la refrigeración desde 1990 se han triplicado alcanzando los 1.130 millones de toneladas, cifra equivalente a las emisiones totales de Japón. Pilar Budí aconseja hacer uso de estos sistemas «con temperaturas adecuadas» y recuerda la necesidad de llevar a cabo «una limpieza de los filtros y un buen mantenimiento».

12345
  1. España

    Temperatura en Córdoba
    Temperatura en Córdoba - VALERIO MERINO

    Los españoles nos encontramos entre los europeos que más usamos el aire acondicionado. Desde Calor y Frío aseguran que España e Italia son los dos países de Europa en los que se consumen más aparatos de refrigeración. El portal inmobiliario Idealista.com analizó en 2018 la climatización de 870.00 viviendas registradas en sus bases de datos. El estudio reveló que la presencia de aparatos de aire acondicionado es muy desigual en las distintas zonas del territorio nacional. Mientras en el Atlántico apenas el 1% de las viviendas tienen estas instalaciones,en el Mediterráneo llega al 69%. En Sevilla, el 70,3% de las viviendas dispone de un equipo, frente al 0,5% de Lugo.

  2. Sur de Europa

    Multitud de personas se refrescan en las fuentes de los jardines del Trocadero junto a la Torre Eiffel en París
    Multitud de personas se refrescan en las fuentes de los jardines del Trocadero junto a la Torre Eiffel en París - EFE

    En la última década la demanda de sistemas de refrigeración ha aumentado en toda Europa, especialmente en la zona del Mediterráneo. Las olas de calor que tienen lugar en el continente cada vez con más frecuencia parecen ser la causa de la creciente popularidad del aire acondicionado. Por poner un ejemplo, en Francia, uno de los países en los que más ha aumentado la demanda en los últimos cinco años, este mes de julio se alcanzaron los 40’6 grados, la temperatura más alta registrada en el país desde 1947. Una de las ocurrencias para sobrellevar el calor fue la creación de una aplicación móvil, «Extrema París», que permite buscar zonas frescas, como museos o Iglesias, donde descansar.

  3. Países nórdicos

    Tampere, ciudad del sur de Finlandia, el mes de julio
    Tampere, ciudad del sur de Finlandia, el mes de julio - ABC

    El cambio climático está haciendo que muchos europeos tengan que aprender a lidiar con temperaturas a las que no estaban acostumbrados. El año pasado, en Finlandia, una cadena de supermercados animó a sus clientes a pasar la noche en sus locales para disfrutar del frío de los frigoríficos. Medidas que pueden parecer exageradas, pero que permiten sobrellevar las altas temperaturas. Los países europeos «fríos» demandan, cada vez más, equipos de refrigeración para adaptarse a las (hasta ahora inusuales) altas temperaturas. «Compran aires acondicionados que sirven también como bomba de calor», apuntan desde AFEC.

  4. Tercer mundo

    Menos de un tercio de los hogares globales posee aparatos de aire acondicionado, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía. En países como Estados Unidos y Japón, más del 90% de los hogares lo poseen, en comparación con solo el 8% de los 2.800 millones de personas que viven en las regiones más calurosas del mundo.En India solo el 4% de las casas tienen instalado un aire acondicionado, a pesar de tener necesidades de refrigeración importantes, debido a las temperaturas extremadamente altas. La mayoría de personas no pueden permitírselo y otras muchas no tienen ni siquiera acceso a la electricidad. Pero el uso de los aires acondicionados está aumentando muy rápidamente en lugares como la India y otros países cálidos y húmedos. A medida que aumentan los ingresos, mejora el acceso a la electricidad. El aire acondicionado se está volviendo asequible para cada vez más gente en los países subdesarrollados. Se espera que la mayor parte del crecimiento del uso de aire acondicionado en 2050 provenga de tres países: China, Indonesia e India. «Cada vez es una cuestión menos cultural y más por necesidad», afirma Pilar Budí, directora de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización.