Dieciséis personas mueren en las carreteras el primer día de vacaciones

MADRID. ABC
Actualizado:

Las carreteras españolas se cobraron la vida de 16 personas durante las dos primeras jornadas de la operación salida de verano, en la que se produjeron 13 accidentes mortales. Los siniestros tuvieron lugar desde las tres de la tarde del viernes, hasta las ocho de la tarde de ayer, periodo en el que, además, resultaron heridas graves cuatro personas. Los accidentes más graves se produjeron en las carreteras de Barcelona, Murcia y Granada.

La normalidad fue ayer la nota dominante en una de las jornadas con mayor densidad de tráfico. La coincidencia de la operación salida con el fin de semana permitió que los desplazamientos de vehículos se desarrollaran de manera escalonada. Sólo en distintos puntos de Madrid, Comunidad valenciana y en las carreteras costeras catalanas se registraron retenciones de hasta diez kilómetros a primeras horas de la mañana, una situación que se normalizó pasado el mediodía. A esas horas, la circulación era fluida en la mayor parte de las carreteras, según indicó la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha desplegado a 8.500 agentes por las vías de toda España para garantizar la seguridad en carretera y evitar en lo posible la elevada siniestralidad que se produce en estas fechas.

RETENCIONES EN EL INTERIOR

Las salidas de Madrid, especialmente hacia la costa valenciana, registraban a primeras horas de la mañana algunos atascos. No en vano, el 58 por ciento de las familias madrileñas prefiere el litoral para pasar sus vacaciones estivales, según una encuesta de la Cámara de Comercio. Además de la consolidada tendencia hacia el turismo rural, las carreteras reflejaron ayer una nueva preferencia de los veraneantes: la vuelta a los pueblos de origen. Así, determinadas carreteras como la de Burgos llegaron a tener atascos de ocho kilómetros. También la de Toledo soportó tráfico lento en algunos momentos de la jornada. En las carreteras de Cataluña, el primer día de la operación salida se complicó llegado el mediodía al incrementarse de manera notable el tráfico en las zonas de playa. Hubo retenciones de 10 kilómetros en Tarragona y de cinco en la autovía de Castelldefels. Otras de las provincias afectadas por la intensa circulación fueron Málaga y Murcia.

Tráfico prevé hasta esta noche seis millones de desplazamientos, cifra que será de 65 millones a lo largo de todo el verano. En los meses estivales, la Dirección General de Tráfico intensificará los controles de velocidad y de los de alcoholemia para evitar de este modo la siniestralidad en las carreteras, que tiende a aumentar significativamente durante este período.

Para contribuir a mantener la normalidad en las carreteras, los responsables de Tráfico recomiendan que se restrinjan las salidas desde las seis de la tarde hasta la media noche de hoy.