ABC

El diagnóstico tardío causa la mitad de las muertes por cáncer bucal en España

Cada año fallecen en el país 1.000 personas a causa de tumores en el labio, la boca o la faringe

Actualizado:

La incidencia del cáncer oral es preocupantemente alta en España, donde cada año se diagnostican en torno a 5.100 nuevos casos. Una dolencia que afecta tanto a la boca como a la garganta y que se asocia principalmente al consumo desmedido de alcohol y tabaco. A pesar de que representa «solo» el 5% de la masa tumoral que se detecta en el país, los expertos insisten en que se trata de una enfermedad letal, sobre todo si no se ataja a tiempo.

En este sentido, el odontólogo bilbaíno Manuel Gómez subraya que la mitad de las cerca de 1.000 muertes que provoca cada año el cáncer bucal en España es consecuencia de un diagnóstico tardío. En declaraciones a ABC, el también profesor de Odontología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) lamenta que muchos pacientes no dan «la importancia necesaria» a los síntomas propios de esta enfermedad, entre los que se encuentran la aparición de manchas blancas o rojas en la lengua o la dificultad para masticar, tragar o hablar.

«Este cáncer es mucho más dañino que otros, como el de colon, del que se curan dos de cada tres personas –destaca el doctor–. La tasa de supervivencia a los cinco años con un diagnóstico tardío de cáncer oral es del 50%». Por ello, Gómez recomienda realizar un esfuerzo para mantener una buena salud bucodental y acudir a un especialista si aparecen síntomas que no se solucionen por sí solos en un plazo de 15 o 20 días.

El País Vasco, a la cabeza

Si bien el cáncer oral arrecia en el conjunto de España, el País Vasco es la Comunidad Autónoma que posee la tasa más alta de diagnósticos. En concreto, en este territorio se registran cada año entre 22 y 24 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone el doble de la media europea. Solo en el año 2015, un total de 161 personas perdieron la vida debido a tumores malignos en el labio, la cavidad bucal y la faringe. Una lacra que, a juicio de Gómez, se debe principalmente a los «malos hábitos» de una parte de la ciudadanía que acostumbra a excederse con el alcohol y el tabaco.

En efecto, la alta graduación y el humo son los dos mayores aliados de los tumores orales. Su consumo, así como el de otras sustancias como la marihuana, está relacionado con el 70% de los diagnósticos de cáncer de boca. La segunda causa que incrementa la probabilidad de contraer este tipo de cáncer, explica el doctor, es la infección por el virus del papiloma humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual que preocupa especialmente en Estados Unidos. Aunque en menor medida, la exposición solar prolongada, la ingesta de medicamentos que debiliten el sistema inmunitario y la falta de higiene dental también incrementan el riesgo de padecer esta afección.

Ante cualquier lesión sospechosa, informa Manuel Gómez, es necesario realizar primero una biopsia para sondear el alcance de la misma. Si se trata de un tumor maligno, será necesario seguir un tratamiento que en muchos casos precisa de quimioradioterapia: «El tratamiento es complejo, agresivo y nada agradable –destaca–. No es lo mismo que te quiten medio estómago que media lengua o media cara». En este sentido, afirma que muchos pacientes se ven obligados a acudir a psicólogos, pues este tipo de operaciones «afectan muchísimo a la calidad de vida».