Imagen de archivo
Imagen de archivo - EFE

Detenidos cuatro menas por abusar de chicas menores de edad en Pamplona

El Sindicato Unificado de Policía en Navarra insta al Gobierno a tomar medidas para «apaliar la alarma social»

Actualizado:

La semana pasada, agentes de la Policía Municipal de Pamplona detuvieron a cuatro jóvenes acusados de abusar de varias chicas menores de edad. Los detenidos, tutelados por el Gobierno de Navarra en centros de menas (menores no acompañados), presuntamente habrían realizado tocamientos a un grupo de chicas que se encontraba en la capital de Navarra el viernes pasado, según informa «Noticias de Navarra». Pero no ha sido la única situación problemática que los menores no acompañados están provocando en Navarra, lo que ha generado quejas por parte de varios sectores.

El Sindicato Unificado de Policía en Navarra (SUP) ha instado al Gobierno de Navarra a tener «un control más exhaustivo» de los menores extranjeros no acompañados para «apaliar la alarma social generada». El sindicato ha indicado que, en lo que llevamos de año, «han sido ya más de 300 'menas' los acogidos en Navarra, creciendo el número respecto a años anteriores». Un incremento que «ha generado sensación de inseguridad», ha afirmado.

En este sentido, ha destacado que «en una semana han sido detenidos nueve menores no acompañados por la comisión de diferentes delitos». «Empiezan con pequeños hurtos que enseguida pasan a robos con violencia», ha explicado el SUP, que ha señalado que estos menores «pasan mucho tiempo en las calles, lo que hace que muchos de ellos terminen consumiendo sustancias estupefacientes, lo que aumenta su agresividad».

Estos menores se encuentran bajo la tutela del Gobierno de Navarra y son alojados en centros de menores o en pisos tutelados en régimen abierto. «Es difícil tener un control eficaz de todos ellos, pues salen y entran libremente de los pisos, y frecuentemente incumples las normas», ha apuntado.

En opinión del SUP, «habría que plantear la política migratoria de acoger a estos menores, sin intentar localizar a sus tutores legales con el fin de poder entregárselos, ya que no se puede saber si la huida del menor de su origen es bajo el acuerdo con sus progenitores o no».