Detenidos los cinco jóvenes que agredieron y robaron a un menor en Palma a la salida de un concierto

El muchacho había pedido explicaciones al grupo ahora arrestado por haber hostigado previamente a su hermana

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional informó este viernes de que a lo largo de los últimos días ha detenido a los cinco jóvenes que, presuntamente, el pasado 26 de julio agredieron y robaron a la salida de un concierto en Palma a un menor de 16 años, quien previamente había recriminado a los atacantes que poco antes hubieran hostigado a su hermana, de 14 años.

Las dos víctimas son de nacionalidad española. Por lo que respecta a los cinco arrestados, tres son españoles y dos de origen marroquí. El cabecilla de dicho grupo, de 20 años de edad y nacionalidad marroquí, había sido detenido hace ya una semana. Los cuatro sospechosos restantes, con edades que oscilan entre los 15 y los 17 años, fueron arrestados con posterioridad. La Policía les considera presuntos autores de un delito de lesiones y de otro de robo con violencia.

Los hechos que dieron origen a esta operación policial sucedieron en torno a las dos de la madrugada del 26 de julio, tras un concierto celebrado en la zona turística palmesana de Can Pastilla. Una vez acabado ya el recital, la citada menor de 14 años fue molestada por el mencionado grupo de cinco jóvenes. En concreto, al parecer el cabecilla le tiró del pelo y luego habría intentado además abrazarla. La menor iba acompañada en ese momento por una amiga.

Ambas niñas huyeron de inmediato del lugar, pero instantes después fueron arrinconadas por dicho grupo, momento en el que el cabecilla habría repetido la acción de tirar del pelo a la víctima. Las dos menores pidieron entonces ayuda a una pareja y el hostigamiento cesó. Poco después, el hermano de la menor asediada se dirigió hacia donde se encontraban los integrantes del grupo, para pedir explicaciones por lo sucedido a su supuesto líder.

Investigación policial

La agresión y el posterior robo tuvieron lugar a partir de ese momento. El cabecilla dio un puñetazo al muchacho en la mandíbula, sumándose luego al ataque los otros cuatro jóvenes. Tras haber recibido varios golpes, inicialmente el menor pudo huir. No obstante, fue perseguido y alcanzado instantes después en un callejón por los mismos atacantes. Éstos le amenazaron y le robaron la cartera, el reloj y el teléfono móvil.

Un joven que se encontraba en el lugar prestó ayuda a la víctima, acompañándola hacia donde se hallaban sus padres, e incluso le recuperó parte de los efectos sustraídos. A continuación, el menor y su madre fueron a un hospital. Los facultativos constataron que el muchacho había sufrido una doble fractura de mandíbula y policontusiones por todo el cuerpo a consecuencia de la paliza recibida. Con posterioridad, tuvo que ser operado debido a la gravedad de las lesiones que tenía en su rostro.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación, consiguiendo la identificación de las personas que intervinieron en los hechos y, como se ha indicado ya, procediendo a la detención de los sospechosos. El arrestado mayor de edad pasó a disposición judicial, mientras que los otros cuatro fueron derivados a la Fiscalía de Menores.

La pasada semana, fuentes próximas al caso indicaron que se había descartado que la hermana del menor hubiera sufrido finalmente algún posible tipo de agresión sexual por parte del mencionado grupo de jóvenes.