Angela Guth
Angela Guth - Clay County Detention Center

Detenida una madre por no buscar ayuda médica después de que su hijo vertiera agua hirviendo a un amigo

Uno de los menores se inspiró en el polémico «reto del agua hirviendo»

Actualizado:

Angela Guth, una madre del condado de Clay (Misuri, EE.UU.), se entregó el pasado viernes a la policía, que la detuvo y la acusó de varios cargos por omisión del deber de socorro al no buscar ayuda médica después de que su hijo vertiera agua hirviendo a un amigo inspirándose en el «Hot Water Challenge» («Reto del agua hirviendo»).

Billy Oliver, de 11 años, se encontraba durmiendo en casa de Guth cuando, pasadas las 2 de la madrugada, se despertó con un dolor abrasador: el otro menor le había arrojado agua hirviendo.

Oliver, que ha sufrido quemaduras de segundo y tercer grado, fue trasladado a un hospital cercano y, posteriormente, al centro de quemaduras de Cincinnati. «En una escala de cero a diez, el dolor era de diez», dijo el menor a WYMT.

La madre de Billy, Patricia Oliver, compartía en Facebook imágenes del cuerpo gravemente quemado de su hijo y advertía a otros padres sobre los peligros del polémico reto.

Patricia Oliver / Facebook
Patricia Oliver / Facebook

Por ahora, los médicos no creen que Billy necesite injertos de piel. Por su parte, Guth comparecerá ante el Tribunal el próximo 12 de agosto.

Un reto con víctimas mortales

En 2017 surgió el llamado «Hot Water Challenge», un reto aupado por las redes sociales que consistía en arrojarse agua hirviendo por encima, a alguien o, incluso, bebérsela.

Este último ejemplo causó la muerte de una niña de ocho años que imitó a su primo –quien bebió agua hirviendo– y murió por quemaduras en la tráquea, según «Time». Otro caso con un trágico final fue el de Nikolas Conrad, un adolescente de 15 años que estaba con sus amigos y estos le echaron agua hirviendo de madrugada, según «Metro».