Bonnie Kimball
Bonnie Kimball - TWITTER

Despiden a una empleada de un comedor escolar tras servir un almuerzo a un alumno sin dinero

El chef José Andrés ha ofrecido trabajo a Bonnie Kimball, que ha rechazado una oferta de readmisión por considerarla un «lavado de cara»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Bonnie Kimball fue despedida el pasado 4 de abril tras servir de forma gratuita un almuerzo a un estudiante que no podía pagarlo. Kimball trabajaba en el comedor de la escuela secundaria Mascoma Valley Regional, en New Hampshire (EE.UU.).

El coste de la comida era de ocho dólares (unos siete euros) y la exempleada optó por no dejar sin almuerzo al alumno, recordándole que se asegurase de pagar al día siguiente, algo que el estudiante hizo.

No obstante, la empresa encargada del comedor, «Cafe Services», despidió a la trabajadora porque hizo una «violación estricta de nuestros procedimientos». «Un gerente de distrito estuvo en el lugar y presenció a un estudiante que pasaba por la línea de caja con múltiples alimentos por los que no se le cobró nada», resume la carta.

El despido comenzó a circular por la escuela. Otros dos empleados del comedor renunciaron a su trabajo como protesta. Bonnie Kimball comenzó a ver su nombre en cientos de posts en Facebook y en medios de comunicación. Incluso puso en marcha una campaña de crowdfunding para recaudar dinero tras su despido.

La historia de Kimball se ha vuelto tan viral que incluso el conocido chef José Andrés escribió en su cuenta de Twitter que ofrecía empleo a la mujer.

Según AP, la compañía encargada del cátering de la escuela habría ofrecido a la mujer su readmisión, con un pago retroactivo y con la promesa de que trabajaría con el distrito escolar «para revisar las políticas y los procedimientos»; sin embargo, Kimball ha rechazado la oferta, señalando que no lo estaban haciendo por ella, sino como un «lavado de cara».