Manifestación de ayer viernes 8 de marzo en Palma de Mallorca
Manifestación de ayer viernes 8 de marzo en Palma de Mallorca - EP

Vox denunciará a la simpatizante que difundió el «bulo» de una agresión por «feministas radicales»

El partido lamenta «la mala fe» de la mujer, residente en el municipio mallorquín de Son Servera, que habría querido menoscabar la «credibilidad» de Vox

Palma de MallorcaActualizado:

La formación Vox en Baleares ha anunciado este sábado, a través de un comunicado, que presentará una denuncia contra la simpatizante del partido en Mallorca que ayer difundió, «de mala fe», el «bulo» de que su hija y dos amigas suyas habían sido «acorraladas y golpeadas por un grupo de seis feministas radicales» en el municipio de Son Servera. Las tres jóvenes que habían sido supuestamente agredidas tienen 18, 15 y 13 años, mientras que la edad de las presuntas atacantes se situaba entre los 19 y los 21 años.

El vicepresidente de Vox en Son Servera, Pau Coll, ha intentado hablar esta mañana con la citada simpatizante, madre de la joven de 18 años, para instarle a presentar una denuncia ante la Guardia Civil «por la gravedad de los hechos que ella misma denunció al partido». Al no haber obtenido respuesta, en caso de que esta mujer no presente finalmente una denuncia ante la Benemérita por la supuesta agresión sufrida por su hija, Vox entenderá que «todo ha sido una mentira por su parte» supuestamente urdida con «la intención de obtener un afán de protagonismo» para menoscabar «la credibilidad» de la formación que preside Santiago Abascal o para «perjudicar al partido».

«Desde Vox en Baleares no vamos a permitir que mentiras inventadas por terceros puedan poner en peligro la credibilidad de nuestra formación política», señala el citado comunicado, para añadir: «Vox en Baleares obró difundiendo la noticia porque la promotora de la misma envió un parte médico para sustentarla y estuvo durante buena parte de la mañana comunicando con el vicepresidente de Vox en Son Servera, relatando las supuestas incidencias del hecho mediante una serie de whatsapps que adjuntaremos a la denuncia». La formación que en Baleares lidera Jorge Campos pondrá a disposición judicial dichas conversaciones, adjuntas a la pertinente denuncia que se presentará por «vulneración del derecho de imagen del partido», entre otros, «al menoscabar de manera fehaciente su credibilidad».

Por último, Vox lamenta «la difusión de una noticia que ha resultado falsa». El partido puntualiza que no se trataría de un «montaje de Vox», sino de la citada simpatizante. Asimismo, recalca que «este lamentable error no debe encubrir la evidencia de que en las manifestaciones de ayer se dieron múltiples casos de pronunciamientos totalitarios, sectarios y potencialmente generadores de violencia hacia los partidos que rechazan el feminismo radical y sectario». La nota recuerda que las sedes de Vox en Palma y en Inca fueron víctimas ayer de «actos vandálicos», que serían «claros ejemplos de esta actividad violenta y totalitaria».

La primera versión

La primera versión de los hechos difundida ayer por Vox era que los padres de la víctima mayor de edad estaban afiliados al partido. Según esa versión inicial, antes del supuesto ataque las presuntas agresoras le habrían preguntado a la citada joven por esa circunstancia. A partir de ahí habría empezado la supuesta agresión, no sólo a dicha joven, sino también a las dos amigas que la acompañaban.

En el primer comunicado emitido ayer, Vox en Baleares condenó «esta brutal muestra de la violencia, sectarismo e intolerancia de los colectivos radicales, convocantes de un 8-M politizado y apoyado por los partidos que gobiernan en las principales instituciones de Baleares». Por todo ello, «ante este hecho tan grave» Vox exigía «una inmediata respuesta de condena por parte de todos los partidos políticos, una respuesta unitaria y sin fisuras».

La citada nota explicaba que la agresión se había producido alrededor de las nueve de la mañana en el aparcamiento de un establecimiento comercial de Son Servera. «Las chicas han sido abordadas por las radicales, que querían imponerles un lazo con motivo del 8-M. Una de las chicas ha argumentado que “me siento mujer cada día y ese lazo no me representa”», explicaba el primer comunicado, para añadir que a continuación «las radicales la han emprendido a golpes con las chicas».

«La chica que se ha negado a portar el lazo —mayor de edad— ha resultado con un labio roto, tal y como confirma el parte de lesiones», proseguía la nota inicial de Vox. «A una menor le han partido un diente y se encuentra en observación ante una posible fractura de mandíbula», añadía ese comunicado, para concluir: «La tercera, también menor, presenta magulladuras al haber sido golpeada y arrastrada por el suelo».

En el mencionado comunicado originario también se afirmaba que «los hechos —las presuntas agresiones— han sido denunciados ante la Guardia Civil». Sin embargo, fuentes oficiales de la Benemérita han explicado este sábado por la tarde a ABC que aún no tienen constancia de «ninguna denuncia por los supuestos hechos que circulaban por las redes».