El suceso ocurrió cuando un cliente acosó de una camarera mientras ésta trabajaba Solsona

Así se defiende una camarera cuando un cliente le toca el culo

«Todo lo que quiero de esta experiencia es que las mujeres sepan que está bien defenderse», explica la afectada

Actualizado:

Emilia Holden, de tan solo veintiún años, se ha convertido en una «heroína» tras hacerse viral un video en el que se muestra a ella defendiéndose de un hombre que le toca el culo mientras está trabajando. Así, esta joven mujer demuestra que nadie tiene derecho a recurrir a un cuerpo sin el permiso de la persona implicada y que puede haber consecuencias para aquellos que no lo respeten.

El vídeo, que fue grabado por las cámaras de seguridad, muestra como Holden se encuentra preparando los pedidos de los clientes en el restaurante Vinnie Van Go-Go's de Savannah, en Estados Unidos, cuando uno de ellos apareció en escena caminando detrás de ella. En un momento en el que le pilla desprevenida le toca el culo, aunque aún se está investigando si en realidad lo que hace es agarrarlo con la mano izquierda, ya que al ocurrir tan rápido, no ha quedado del todo claro.

Tras acosarla continúa caminando como si no hubiera ocurrido nada, esperando no sufrir ningún tipo de consecuencia. En este caso, sí que la hubo. La chica inmediatamente se dio la vuelta y lo agarró de la chaqueta para hacerle una «llave» y lanzarle contra la pared. Remató la hazaña tirándole al suelo.

«Hice lo que creí que era lo mejor. Bajé al tipo e hice que mis compañeros llamaran a la Policía, él obtuvo lo que merecía», contó la chica al Daily Mail. Tan pronto como los oficiales vieron las imágenes registradas, detuvieron al hombre, del que se desconoce su identidad y pasó dos noches en el calabozo antes de ser liberado.

«Todo lo que quiero de esta experiencia es que las mujeres sepan que está bien defenderse», aseguró en sus declaraciones. También mando un mensaje a todas las mujeres tras ser atacada por una parte de la sociedad, que echaba la culpa a los pantalones cortos que llevaba, llegando a decir que ese fue el motivo por el cual fue abusada. Ella sentencia diciendo que «todo el mundo tiene derecho a ponerse lo que quiera».