El curioso estudio que demuestra que los maridos son más estresantes que los hijos

Según una investigación de la Universidad de Padua, los cónyuges agobian más a las mujeres que la descendencia

Actualizado:

¿Qué sucede cuando una pareja tiene hijos? Las satisfacciones y la felicidad pueden crecer de manera exponencial, pero también las responsabilidades, las preocupaciones e incluso el estrés. Es fundamental estar preparado para asumir las cargas que suponen los cuidados de los más pequeños de la casa y hacer un reparto equilibrado de las mismas entre los adultos. Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Padua señala que no son los niños lo que más estresa a las mujeres... sino sus propios maridos.

El blog Universo Mamma recoge las llamativas conclusiones de esta investigación. Como podrás imaginar, las diferencias en lo relacionado con las tareas domésticas y la atención a los hijos son la principal causa de estrés para las féminas. Cuando son ellas quienes se hacen cargo de la inmensa mayor parte de esos trabajos, los maridos dejan de ser un apoyo y un complemento para convertirse en una preocupación más. En ocasiones llega a ser más intensa y complicada de gestionar que las ocasionadas por los propios críos.

Los datos hablan claro. Tres de cada cuatro mujeres participantes en el estudio aseguraron que sobre ellas recaían casi todos los deberes vinculados a la crianza y el mantenimiento del hogar. Además, el 20% de las encuestadas confesaron que la falta de ayuda de sus cónyuges era la principal causa de estrés. En términos más generales, la mayor parte señalaron que la falta de tiempo para cumplir con todas sus obligaciones domésticas era lo que más sentimiento de agobio les generaba.

Una importante cantidad de las madres que tomaron parte en esta investigación explicaron que, con frecuencia, terminaban sintiéndose como progenitoras de sus propios esposos. En cierto modo, esto conecta con uno de los hallazgos más sorprendentes del trabajo. Los científicos pudieron comprobar que, mientras la salud de los varones tiende a deteriorarse al fallecer sus esposas, ellas son capaces de sobrellevar el mal trago con buena salud en muchos más casos. Esto invita a creer que los hombres suelen sentir que pierden un apoyo importante, además de una compañera; mientras que las mujeres, pese al golpe emocional, pueden llegar a verse liberadas de ciertas cargas.