Vídeo: Se cumple un año de la muerte de Pablo Ráez - ATLAS

Se cumple un año de la muerte de Pablo Ráez, con las donaciones de médula en descenso

Pese a mantenerse por encima de las previsiones, las cifras registradas en diciembre de 2017 eran de 853

Actualizado:

«Siempre fuerte», un mensaje que sigue presente cuando se cumple un año de la muerte del malagueño Pablo Ráez. Su lucha incansable, sus ganas de vivir y la sonrisa con la que afrontaba la leucemia fueron claves para que todo el país se volcase con las donaciones de médula. Unas donaciones que llegaron a alcanzar, en Andalucía, las 33.951 al final de 2016. Precisamente en agosto de ese año fue cuando Ráez irrumpió en las redes sociales y en la vida de muchas personas.

El incremento en el número de donaciones de médula en España se debió a él y a sus mensajes, aunque no se pudo conseguir el reto que el deportista marbellí deseaba: llegar al millón. La cantidad ha disminuido en 2017, pero se mantienen por encima de las previsiones.

Los datos son fríos pero no lo que hay detrás de ellos. Las donaciones de médula ósea en Andalucía en el año 2015 ascendieron a 8.553. Un año después, tras su llamamiento y su lucha contra la enfermedad, el ejercicio se cerró con 33.951. Es decir, se cuadruplicó. El pasado año 2017 fueron 19.923 en el conjunto de la comunidad autónoma, según los datos a los que ha tenido acceso EP.

De los 1.864 donantes de agosto de 2016 se pasó a los 7.500 de septiembre de ese mismo año para posteriormente descender, pero siempre en unos números muy por encima de los objetivos anuales del Servicio Andaluz de Salud, que era ese año de 4.463 donantes en toda la comunidad autónoma.

El año 2017 se inició con 1.587 donaciones de médula recibidas en enero y 1.411 en febrero, mes en el que Ráez murió. Esa lucha que protagonizó elevó el número en el mes de marzo, con 4.466, mismo objetivo para todo el año de los profesionales sanitarios.

Desde entonces el número ha descendido, pero se ha mantenido en unos niveles impensables hace años. De los 1.855 de mayo se pasó a los 853 de diciembre, un mes que, no obstante, no suele ser bueno para las donaciones en general, como ocurre con las de sangre, por el mayor número de viajes que se efectúan, la Navidad, etcétera.

«Heredero en la sombra»

El director del Centro Regional de Trasfusión Sanguínea, Isidro Prat, ha destacado, en declaraciones a EP, el efecto que tuvo Pablo Ráez en el incremento en la donación de médula ósea no sólo en Málaga sino a nivel nacional. Una figura «muy mediática» y cuya reivindicación se hizo viral y que continúa ayudando a los datos de donación.

Menos efecto tuvo la campaña «#1MinutoxUnaVida», impulsada por el joven sevillano de 16 añosAdolfo Sánchez, también enfermo de leucemia. La iniciativa saltó a los medios hace un año, dos días antes del fallecimiento de Ráez.

Una lucha que no fue tan mediática como la del marbellí pero que, según reconoció el Ayuntamiento de Tocina, lugar de procedencia de Sánchez, en ocasiones se colapsaron los servicios de donación de los hospitales de Sevilla y en la localidad vinieron servicios móviles para atender la llamada.

Hace poco más de un mes, el 19 de enero, murió este joven, una noticia que llenó de tristeza al municipio de Sánchez.

El legado de Pablo Ráez, y también de Adolfo Sánchez, sigue y debe seguir presente. Tras los 8.553, 33.951 o 19.923 donantes de médula ósea en Andalucía, Ceuta y Melilla en 2015, 2016 y 2017, respectivamente, hay pacientes, personas que necesitan esa donación para seguir adelante.