ABC

Cuatro de cada diez adolescentes han seguido una dieta para adelgazar sin supervisión médica

Casi la mitad come dulces y pastelería casi a diario y el 39% toma fruta fresca una o dos veces a la semana

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El 38.6% de los chicos y chicas de 15 a 17 años se ubica por debajo de su peso teóricamente recomendado acorde con el Índice de Masa Corporal (IMC). Aun así, el 64 por ciento de las chicas y el 50 por ciento de los chicos afirman que les gustaría pesar menos.

Además solo el 4.3% de los chicos y el 4.8% de las chicas sufren sobrepeso u obesidad en España. Estas son algunas de las conclusiones del estudio «Barómetro juvenil de vida y salud», presentado este miércoles por la FAD y la Fundación Mutua Madrileña.

Pese a que la mayoría de los jóvenes españoles son delgados, casi nueve de cada diez (86 por ciento) están preocupados por su imagen y cambiarían alguna parte de su cuerpo.

«Es una llamada de atención para seguir investigando. Puede que en encuesta los jóvenes hayan declarado el peso deseado en lugar del real porque es cierto que el dato choca con la alta tasa de obesidad infantil», indicó la subdirectora del Centro Reina Sofía de la FAD, Anna Sanmartín.

Cuatro de cada diez han seguido además una dieta de adelgazamiento, sobre todo las chicas (37 por ciento) y en la mayoría de los casos sin supervisión médica.

Pese a su preocupación por conseguir un buen estado físico, el 30 por ciento come rara vez pescado, el 39 por ciento come fruta fresca una o dos veces a la semana. Al contrario, casi la mitad (45 por ciento) come dulces y pastelería casi a diario.

Salud mental, una asignatura pendiente

Ademas el 30 por ciento de los jóvenes entre 15 y 29 años (dos millones) han sufrido síntomas de trastorno mental en el último año. De todos ellos, sólo la mitad solicitó asistencia. Quienes sí la solicitaron acudieron mayoritariamente al psicólogo (29%); al médico de cabecera (20.4%); o al psiquiatra (13.6%).

Los síntomas más señalados por los jóvenes son el cansancio y falta de energía (29%); problemas de sueño (26%); desórdenes alimenticios (23%) o sentimiento de fracaso (19.3%), entre otros.

Según los síntomas que describen, el 21.6% de jóvenes españoles presentaría un cuadro de sintomatología depresiva moderada (15.3%) y moderadamente grave / grave (6.3%). Sólo el 11.4% ha sido diagnosticado.

Las causas de estas dolencias no se especifican en el estudio, pero, según explicó la subdirectora del Centro Reina Sofía de la FAD, Anna Sanmartín, se podría achacar a la crisis económica. «Otros estudios cualitativos dicen que la incertidumbre y la falta de expectativas con respecto al futuro tiene un cierto impacto en la salud mental de los jóvenes», indicó.

Mujeres, peor estado de salud

Las mujeres presentan, en general, unos indicadores de salud peores que los de los hombres. Ellas sufren más enfermedades crónicas: el 27 por ciento de las jóvenes han padecido alguna dolencia de larga duración (más de seis meses) frente al 23 por ciento de ellos.

Ellas además van más al médico. En el último año, el 83 por ciento de las jóvenes españolas han visitado una consulta de atención primaria frente al 73 por ciento de ellos. También se automedican más. El 63 por ciento contra el 52 por ciento de ellos.

La encuesta -que ha permitido trazar una fotografía fija del estado de salud y estilos de vida de población juvenil española- fue realizada a más de 1.200 jóvenes entre 15 y 29 años y ha sido complementada con otras fuentes oficiales que permiten contextualizar algunos datos con el entorno europeo o la población adulta. Según precisó Sanmartín, el objetivo del estudio es «conocer la propia percepción de la salud que tienen los jóvenes».