Cristian Bosco diagnosticado con leucemia, pide la repatriación a España - FACEBOOK/ CRISTIAN BOSCO

#CristiandevueltaUna amiga de Cristian Bosco, el joven surfero que quiere volver a España: «Tenemos paciencia pero el chico se muere»

Hace menos de dos semanas fue diagnosticado de leucemia en Bali y pidió ayuda para ser tratado en al Hospital Marqués de Valdecilla de Santander. Ahora, SOS Internacional se ha ofrecido para ayudar a su traslado y un «héroe anónimo» de Canadá quiere adelantar el dinero a la familia para que el hispanomexicano sea atendido lo antes posible

MADRIDActualizado:

Cristian Bosco de la Mora González, un joven de 30 años, viajó a Bali para surfear en estas aguas paradisiacas, pero unos dolores intestinales y una hemorragia en la nariz hicieron que fuera ingresado en uno de los hospitales del país el 18 de junio. Una fecha que siempre recordará porque le detectaron leucemia linfoblástica aguda. Ahora, su familia pide ayuda para traerlo a España porque «el seguro no se hace responsable».

Bosco tiene doble nacionalidad, mexicana y española, sus padres son originarios de Cantabria, lugar al que solía acudir todos los veranos para dar clases de surf. La misma pasión que le llevó a recorrer el mundo y acabar en Indonesia. «Nació con esa estrella de surf y se ha dedicado en eso en cuerpo y alma», comenta una amiga de la familia, Luisa Díaz.

El joven tenía un seguro de viaje y de enfermedad debido a que siempre estaba viajando y por la peligrosidad de su actividad. Por eso, tras ser diagnosticado de estado «crítico» sus familiares no pensaron que hubiera ningún problema traerlo a España. Pero este traslado se ha vuelto una «pesadilla» para ellos.

La escasez de recursos en Bali y la distancia que le separa de sus familiares fueron los motivos por los que pensaron que la mejor idea era trasladar al joven al Hospital Marqués de Valdecilla de Santander. «España tiene dos de los mejores hospitales de hematología en Barcelona y Cantabria y Bali solo lo puede tratar con trasfusiones de sangre», explica Díaz. Pero para llevarlo allí y como consecuencia del estado de Bosco, el joven necesita una UVI Móvil en avión que supone una «cantidad incuestionable» para la familia pues podría rondar los 800.000 euros. Situación que parece que el seguro intentó eludir, «nos ha estado dando largas para el traslado» sentencia Díaz.

Así que la familia y amigos iniciaron una campaña de financiación, bajo el lema #Cristiandevuelta para desplazarlo a España. El dinero recaudado en «Donadora» es de más de 90.000 euros y además crearon el dominio de www.cristiandevuelta.com para contar la historia.

En España la encargada de difundir estos mensajes es la propia Luisa Díaz, junto a sus amigas Alejandra Orgaz, Dolores Arroyo y Esmeralda Díaz-Aroca, que pese a no conocer a Bosco han instalado en la cocina de Díaz-Aroca «un equipo de difusión» que «casi no duerme». De hecho, hasta han intentado ponerse en contacto con Cristiano Ronaldo para pedirle su avión.

Esta «llamada a la acción» ha ocasionado que «el seguro se haya puesto en contacto de nuevo con nosotros y nos haya pedido paciencia». Una petición insuficiente para los allegados. «Nosotros podemos tener toda la paciencia del mundo pero el chico se nos muere», increpa Díaz.

Apoyos para que Cristian vuelva

Por su parte, SOS Internacional les ha ofrecido la posibilidad, si mejora la salud de Bosco, de hacerse cargo de los gastos médicos en un viaje comercial desde Singapur a España en clase «Business». Una opción que aún no «está concretada», matiza. Aunque, lo que sí es cierto, es que estas noticias han ocasionado un «un enchufe de vitalidad y energía» al joven, comenta Díaz.

«Bueno chicos el sol sale en hoy en esta habitación de hospital. Hoy me dijeron q mis glóbulos blancos han bajado bastante!! Las plaquetas están bastante bien!! Hemos reunido casi todo para el avión ambulancia estoy lleno de felicidad!!» se puede leer en su página de Facebook.

Además, un «héroe» anónimo y altruista de Canadá se ha ofrecido a adelantar el dinero recaudado por esta plataforma de «crowdfunding» a la familia para que Bosco regrese lo antes posible a casa.

No obstante, aún no hay nada «cerrado» y lo que necesitan es que «todo sea ya y no haya temas burocráticos porque se le va la vida». Mientras se resuelven estos entresijos, Bosco está acompañado en Bali de un amigo y su tía, porque sus padres aún no han podido ir. «La madre está destrozada y ni puede ver los vídeos que graban desde el hospital porque no es capaz de ves a su hijo así», describe esta amiga.

Ahora, afortunadamente, parece que Bosco y su familia ven «la luz» aunque Díaz asegura que no «van a bajar la guardia» hasta que no esté de nuevo en España pues el tiempo corre en su contra.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Exterior comentan que la Embajada de Indonesia está «muy pendiente del caso» y que están «intentado agilizar los trámites con las autoridades sanitarias de Indonesia».