Un ejemplar de cotorra, en Málaga
Un ejemplar de cotorra, en Málaga - DIARIO SUR

Las cotorras argentinas que invaden Málaga solo se podrán erradicar mediante disparos con francotiradores

Expertos nacionales defienden la urgencia de controlar esta plaga por su afección a la fauna local, a la población y a los cultivos

MálagaActualizado:

El nivel de expansión de las cotorras argentinas y en menor medida las de Kramer –consideradas peligrosas especies invasoras– en Málaga obligará tarde o temprano a erradicarlas mediante disparos con francotiradores, a pesar de que esta medida sea muy impopular para una parte de la ciudadanía. El control de la plaga se considera urgente por su afección a especies protegidas de la fauna local; a la población (ruidos y riesgo de caída de los grandes nidos) y a los cultivos. Estas son las principales conclusiones a la que llegó un panel de los máximos expertos nacionales, reunidos ayer en el Foro Ambiental de la UNED, en el que colaboran la Fundación Unicaja, la Diputación, el Ayuntamiento de la capital y Diario SUR.

Alberto Esteban, jefe de la Unidad Verde de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza (única ciudad española y una de las pocas del mundo donde se ha erradicado su presencia) defendió esta técnica como la más efectiva, después de probar diversos métodos de control. En la capital aragonesa se llevó a cabo mediante disparos para eliminar ejemplares adultos en los parques, con armas de pequeño calibre y con mira telescópica. El especialista aclaró que no se hizo nunca en público y con un protocolo de seguridad, en el que participaban dos agentes cada vez, de los que uno manejaba el arma y el otro recogía la pieza y vigilaba para prevenir riesgos. Además, el plan estaba consensuado con los grupos ecologistas y ciudadanos y se evitaba en todo momento «herir sensibilidades». Junto al empleo combinado de otras técnicas se llegó a la erradicación total.

[Sigue leyendo en Diario Sur]