Los contratos irregulares a inmigrantes crecen un 192 por ciento en cinco años

La contratación ilegal de inmigrantes experimentó un crecimiento de un 192 por ciento desde 1996. La Inspección de Trabajo reveló ayer que el número de trabajadores extranjeros afectados por las infracciones ha ido aumentando progresivamente en los últimos años hasta alcanzar los 4.299 en 2000. El Gobierno impuso multas de 2.365 millones por este asunto el pasado año.

MADRID. Miguel Oliver
Actualizado:

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social levantó el año pasado 4.229 actas de infracción por contratación ilegal de extranjeros y propuso sanciones a las empresas infractoras por valor de 2.365 millones de pesetas. En total, de enero a diciembre de 2000, el Gobierno recibió 764 denuncias en materia de trabajadores extranjeros, 48 de ellas presentadas por organizaciones sindicales, mientras que realizó 11.818 actuaciones. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, destacó ayer en el Congreso que Madrid, Murcia, Barcelona, Cádiz, Alicante y Málaga son las provincias con más infracciones y mayor número de trabajadores afectados. En Madrid, por ejemplo, se detectaron 613 casos de contratación irregular de inmigrantes entre enero y diciembre del año pasado. Le sigue Murcia (526), Barcelona (318), Cádiz (284), Alicante (251) y Málaga (243).

Aparicio explicó que las actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en materia de trabajadores extranjeros se llevan a cabo en el contexto de la lucha contra la «economía sumergida». En los últimos años se viene comprobando la existencia de bolsas de fraude en las que la irregularidad predominante es la contratación de mano de obra extranjera carente de permiso de trabajo. Por actividades económicas, el sector de la hostelería concentró el mayor número de infracciones con un 36,5 por ciento, seguido de la construcción, con un 20,1 por ciento, y la agricultura, con un 12,3 por ciento.

PLAN DE ACCIÓN

El ministro de Trabajo anunció además la puesta en marcha de un plan de acción, que contempla 1.160 visitas en las provincias de Jaén, Granada, Las Palmas, Alicante, Valencia, Huelva, Cáceres, Zaragoza, Almería y Murcia. Además recordó que la nueva Ley de Extranjería, que entra en vigor el próximo 23 de enero, recoge sanciones de entre uno y diez millones de pesetas a los empresarios por cada inmigrante que contrate de manera ilegal, además de la clausura del establecimiento.

Los grupos parlamentarios criticaron al Gobierno la «ineficacia e insuficiencia» de la actuación de la Inspección de Trabajo, y pusieron como ejemplo el accidente de Lorca, en el que 12 inmigrantes irregulares ecuatorianos perdieron la vida al ser arrollada por un tren la furgoneta en la que viajaban.