Las mascotas podrían dejar de ser consideradas cosas en la legislación
Las mascotas podrían dejar de ser consideradas cosas en la legislación - ABC

El Congreso pide al Gobierno que reforme el Código Civil para que las mascotas no sean embargadas

La mayoría de los grupos apoyaron esta tarde en el Pleno la propuesta presentada por Ciudadanos

MadridActualizado:

El Congreso de los Diputados ha aprobado esta tarde por 342 votos a favor y ninguna abstención instar al Gobierno a realizar una modificación del Código Civil para que las mascotas no puedan ser embargables y queden «fuera de la masa patrimonial a todos los efectos legales», como así se recoge en la Proposición no de Ley presentada por Ciudadanos y que va a ser apoyada al final del Pleno por la mayoría de la Cámara.

Al texto inicial presentaron enmiendas el Partido Popular, PSOE, PdCat (antigua CiU), Compromis, ERC y Grupo Mixto. Ciudadanos negoció una enmienda transaccional para incorporar las demandas de algunos grupos parlamentarios y conseguir así el respaldo del Pleno.

En el debate de esta propuesta, el representante de Ciudadanos, Guillermo Díaz, aseguró que esta iniciativa está «sostenida por millones de personas« y apostó también por luchar contra el abandono animal y fomentar la adopción.

Podemos fue más allá del contenido de la enmienda de Ciudadanos y quiso hacer extensiva la modificación del Código Civil a la protección de los animales en su conjunto, haciendo referencia a los espectáculos taurinos, pidiendo que se eliminen las subvenciones a las coridas de toros. En este sentido, pidió una Ley de Bienestar Animal más amplia.

El PSOE semostró en contra de la propuesta de Podemos, advirtiendo de que «requiere de otro debate distinto al que nos ocupa y plantea un problema competencial. Esta propuesta no es una carta a los Reyes Magos».

Corridas de toros

El Partido Popular se mostró a favor de la iniciativa de Ciudadanos porque asegura que «los animales domésticos no pueden ser considerados cosas». Así, apostó por modificar el Código Civil y «adecuarlo a las exigencias de la sociedad actual.

A día de hoy, los animales de compañía están considerados «como cualquier bien patrimonial», equiparados, por tanto, «a otros bienes de carácter mueble, con lo que «pueden ser embargados y ejecutados por los acreedores, subastados para liquidar una comunidad de gananciales; o introducidos en lotes y sorteados en supuestos hereditarios, obviándose en todo caso la especial relación afectiva que existe entre la mascota y sus dueños».