El Congreso acuerda que la Filosofía sea obligatoria en la ESO y Bachillerato

La Comisión de Educación del Congreso ha aprobado una Proposición no de Ley para recuperar la asignatura de Filosofía en la ESO y Bachillerato. El texto ha contado con el visto bueno del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos

MADRIDActualizado:

La Comisión de Educación del Congreso ha aprobado por unanimidad una Proposición no de Ley propuesta por el grupo parlamentario Unidos Podemos para recuperar la asignatura de Filosofía en la ESO y Bachillerato.

La propuesta ha salido adelante con los votos de Podemos, PSOE, PP y Ciudadanos aunque se han incluido cambios introducidos por los partidos tras una enmienda transaccional que dio lugar a un nuevo texto aprobado por todos (PDECat y PNV no estaban en la comisión). La intención ahora es incluir el texto en el proyecto de ley que está elaborando el Gobierno para modificar la Lomce.

A partir de ahora, los alumnos tendrán conocimientos de Platón, Ortega o Kant de forma común y obligatoria en 1º y 2º de Bachillerato y 4º de la ESO. El texto señala la intención de «diseñar un currículum común para todo el sistema educativo no universitario, que sea al mismo estable y flexible en los contenidos».

Dentro de dicho currículum «se incluirá un ciclo formativo en Filosofía secuenciado durante los tres últimos cursos de la enseñanza secundaria (cuarto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), primero y segundo de Bachillerato), de forma análoga a lo que sucede en otras materias como Lengua, Matemáticas e Historia».

Actualmente, la Filosofía, de acuerdo a lo dispuesto en la Ley Orgánica para la Mejora Educativa (Lomce), es obligatoria solo en 1º de Bachillerato. Esto significa que un alumno de 16 años puede acabar la educación obligatoria sin saber absolutamente nada sobre los grandes pensadores o sin haber aprendido a desarrollar un pensamiento crítico.

En este sentido, Sánchez Serna aseguró que su partido «celebra la corrección del Partido Popular». Y es que el partido liderado por Pablo Casado entonó un «mea culpa» el año pasado y reconoció su equivocación al dejar en la Lomce el carácter obligatorio de la Filosofía solo en 1º de Bachillerato. «Entendemos que tiene que tener presencia lógicamente en el Bachillerato, pero también en la enseñanza obligatoria», señaló entonces la portavoz de Educación en el Congreso de los Diputados, Sandra Moneo. «Históricamente lo hemos defendido pero la introdujimos como materia específica. Mis declaraciones están ahí y hay que ser consecuente con lo que debe ser», señaló Moneo a ABC tras la votación.

«El acuerdo al que hemos llegado hay que suscribirlo dentro de una iniciativa que íbamos a aportar en el Pacto por la Educación; había que reforzar la Filosofía y aunque en la Lomce estaba contemplada es evidente que al ser específica se prestaba a que algunos alumnos la eligieran y otros no, cuando nuestra inquietud era que el mayor número posible de alumnos estudiase Filosofía»

Según lo dispuesto en la Lomce, la Historia de la Filosofía en 2º de Bachillerato se le quitó el carácter obligatorio y se hizo optativa (solo era obligatoria para la modalidad de Ciencias y Humanidades) y lo mismo sucedió con la Ética en 4º de la ESO cuyo aprendizaje pasó también a recaer en la decisión de los alumnos.

Sin embargo, en su momento, al aplicarse la ley, algunas comunidades intentaron blindar a Platón. Así, por ejemplo, Cataluña, Andalucía, Aragón Extremadura, Asturias, Cantabria, Baleares, Murcia y La Rioja blindaron la asignatura de Historia de la Filosofía haciéndola obligatoria en todas o algunas modalidades.

Por su parte, Ciudadanos también celebró el texto aunque criticó lo que consideran una política de «parcheado». «Hay que hacer una remodelación integral del curíiculum y la Filosofía tiene que volver, no porque lo creamos sino porque han sido las recomendaciones que nos dieron los expertos cuando vinieron a comperarecer en la Comisión de Educación. Pero creemos que la política de parcheado no es la solución y el PSOE hizo perder una oportunidad cuando, por intereses partidistas decidió levantarse de la mesa y dinamitar el Pacto Educativo», apuntó Marta Martín, portavoz de Educación de Ciudadanos en el Congreso.