Trajes de protección
Trajes de protección - REUTERS
Balance de la OMS

El conflicto en el Congo dificulta la lucha contra el brote de ébola

La OMS ha declarado que la provincia de Kibu del Norte, inaccesible por un conflicto armado, reúne todas las condiciones para que el virus se expanda con toda libertad

GinebraActualizado:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó ayer, en Ginebra, su inquietud por la situación de conflicto interno en la provincia de Kivu del Norte (República Democrática del Congo, RDC), donde ha sido detectado el nuevo brote de ébola, ya que la inseguridad y la lucha armada podrían favorecer una rápida propagación de la epidemia.

«Es la segunda vez en menos de un año que la RDC se ve amenazada por un brote de ébola. El hecho de que esta vez haya ocurrido en una región inaccesible por un conflicto armado dificulta mucho las operaciones de asistencia», declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Se trata de una zona peligrosa, con difíciles condiciones de acceso y donde, desde principios de año se han registrado más de 120 incidentes de violencia. Por eso, será más complicado luchar contra la expansión de esta nueva epidemia aunque combatiremos este brote como ya lo hemos hecho en otras ocasiones», afirmó.

Tedros, que viajó a la zona después de que fuese detectado este nuevo brote, el pasado 24 de julio, declaró ante la prensa que antes de viajar a la zona estaba muy preocupado y que de vuelta lo estaba aún más. «El contexto reúne todas las condiciones para que el virus se expanda con toda libertad», dijo.

Por el momento se han registrado 41 muertes por ébola, 14 de ellas confirmadas en laboratorio. En el país hay unas 3.000 dosis de la vacuna rVSV-ZEBOV, una vacuna aún sin licencia. El Comité Nacional de Ética de la RDC aprobó su utilización así como el recurso a tratamientos experimentales.