Efe

Condenada a una multa de 6.000 euros por denunciar falsamente una agresión sexual en Sanfermines

El falsamente acusado recibirá una indemnización de 9.651 euros por el daño moral recibido

PamplonaActualizado:

Una mujer de 44 años ha sido condenada al pago de una multa de 6.000 euros por haber denunciado falsamente una agresión sexual durante los pasados Sanfermines. Además, deberá pagar 9.651 euros al hombre a quien acusó de realizar dicha agresión sexual.

Los hechos se produjeron el pasado 9 de julio cuando la condenada acusó a un ciudadano francés de haberle «frotado de forma libidinosa, llegando a tocarle la zona genital» en un bar del centro de Pamplona. Por este motivo, el francés fue detenido y llevado a la comisaría de la Policía Municipal.

Los agentes de policía acudieron a dicho bar y solicitaron las grabaciones del día de los hechos. Pudieron comprobar que el acusado «no había realizado tocamiento alguno» a la denunciante, aunque sí que estaba en el mismo bar y sí lo hizo la propia pareja de la mujer, «siendo consciente de ello». Pese a todo, la ahora multada se mantuvo en su denuncia e, incluso, ratificó la denuncia contra el ciudadanos francés dos días después de ponerla.

En la sentencia, el juez estima que la falsa denuncia pudo ser interpuesta como justificación de una pelea que se produjo posteriormente entre los acompañantes de la mujer y el falsamente acusado y sus amigos. El juez afirma que no se conocen las causas de dicha pelea, aunque sí se sabe que no tenía nada que ver con los supuestos tocamientos, puesto que estos no tuvieron lugar.

Por ello, el ciudadanos francés permaneció dos días en dependencias policiales y «dicha detención, así como los motivos de la misma fueron publicados por la prensa local francesa del lugar de residencia» del acusado. Además, éste estuvo de baja médica los diez días posteriores a su puesta en libertad, lo que le provocó una merma en el sueldo del mes valorada en 651 euros.

Además, se pudo comprobar que los agentes de la Policía Municipal de Pamplona advirtieron a la denunciante de la gravedad de incurrir en una falsa denuncia, por lo que el juez califica como «grave» el delito cometido por la denunciante por la reiteración en la falsa denuncia así como por el hecho de que la mujer «actuó prevaliéndose de la preocupación social que en esos momentos, y en fiestas de San Fermín, se había desarrollado en torno a los delitos sexuales cometidos contra las mujeres». Tan sólo dos días antes se había conocido la presunta violación en grupo de una joven madrileña.

Por todo ello, el juez condena a la acusadora falsa a una multa de 20 meses a razón de 10 euros al día, es decir, 6.000 euros y deberá pagar al falsamente acusado una indemnización de 9.651 euros por el daño moral provocado.