Anna Sorokin, durante el juicio
Anna Sorokin, durante el juicio - REUTERS

Condenada a doce años de cárcel por hacerse pasar por millonaria y estafar a hoteles y bancos

La joven Anna Sorokin aseguraba ser una heredera alemana que contaba con una fortuna de 60 millones de dólares

Actualizado:

Anna Sorokin, una joven que aseguró ser una heredera alemana y estafó a hoteles y bancos de la ciudad estadounidense de Nueva York, ha sido condenada este jueves a doce años de prisión, según ha informado la cadena de noticias CNN.

Un tribunal de Estados Unidos ha ordenado a Sorokin —que se hizo pasar por una millonaria llamada Anna Delvey, que contaba con una fortuna de 60 millones de dólares— a pagar unos 200.000 dólares por las estafas realizadas y otros 24.000 en concepto de multas.

La joven de 28 años ha sido hallada culpable de robar más de 200.000 dólares haciéndose pasar por una millonaria. Su abogado, Todd Spodek, ha indicado que no es una delincuente o «una amenaza para la sociedad», sino una «joven adulta que cometió muchos errores».

La acusada ha pedido disculpas y ha asegurado que siente haber cometido dichos errores. Sin embargo, la jueza Diana Kiesel ha descrito a una joven «sin remordimientos».

«Incluso aunque su estafa se vino abajo como una casa de naipes y la demandada corría de hotel de lujo a hotel de lujo, un paso por delante de la ley, seguía bebiendo vino que sabía que no podía pagar», ha manifestado Kiesel.