Fotolia

Cómo dormir bien durante las calurosas noches de verano

Es mejor utilizar un pijama de algodón, no tener el aire acondicionado en la misma habitación y ducharse antes de irse a la cama

Actualizado:

Conciliar el sueño durante las noches de verano puede llegar a ser todo un reto. El agobiante calor se convierte en nuestro mayor enemigo, y muchas veces damos muchas vueltas en la cama antes de conseguir conciliar el sueño. Estos son algunos consejos para que el calor no nos robe el descanso:

Cenar ligero

Es importante tomar una cena ligera antes de acostarnos. Hay que ingerir alimentos ricos en agua como las frutas y las verduras, evitando a toda costa las grasas saturadas y carnes rojas que necesitan mucha agua para su digestión, provocando que el cuerpo tiende a deshidratarse.

Mantener la casa fresca

Es importante mantener siempre la casa lo más fresca posible, durante las horas de sol se deben tener las persianas y toldos bajados para evitar así que el cristal de las ventanas de los dormitorios estén desprendiendo mucho calor. De igual modo que con la llegada de la noche abrirlas y refrescar el ambiente, esto facilitara a bajar la temperatura del lugar donde vamos a dormir.

Cuidado con el aire acondicionado

Si se va a utilizar aire acondicionado, se recomienda que el aire no se dirija nunca directamente al cuerpo de la persona y si es posible, que este ubicado fuera del dormitorio. La temperatura óptima para dormir debe de oscilar entre los 20 y 22 grados, por lo que no debemos poner nunca el aire acondicionado a una temperatura inferior.

Ducha tibia

Aunque la ducha con agua helada pueda producir una sensación refrescante de forma momentánea para dormir, lo más aconsejable es ducharse con agua tibia. Aunque al principio sea incómodo bañarnos con agua caliente, al poco tiempo, ya fuera del agua, tendremos una sensación de fresco más duradera que es lo que realmente estamos buscando.

Pijama de algodón

Cuando se duerme sin ropa no se evapora la humedad entre el cuerpo y la superficie en la que se descansa, provocando durante la noche una mayor sensación de calor. En cambio, el algodón es un buen material para ropa de verano, ya que mantiene la sensación de nueva y fresca.

Dormir de lado

Es conveniente dormir de lado ya que es la postura donde menos parte de nuestro cuerpo pega con las sabanas y por lo tanto más sensación de frescor tendremos durante la noche.