Sala de espera de un centro de salud
Sala de espera de un centro de salud - ABC

El Colegio de Médicos de Portugal reclama de 30 a 45 minutos de consulta por cada paciente

La inacción del Gobierno socialista lleva a los profesionales a tomar la iniciativa para reorganizar la maltrecha Sanidad pública del país vecino

FRANCISCO CHACÓN
Corresponsal en LisboaActualizado:

La sanidad pública de Portugal se halla en una encrucijada en la que las huelgas se suceden y cada médico de familia tiene a su cargo nada menos que 1.900 pacientes. Por eso, el Colegio de Médicos ha tomado cartas en el asunto y lanza una propuesta que reclama una ampliación de los tiempos de atención por persona, con el doble objetivo de reducir la lista a 1.550 enfermos y mejorar la prestación dedicándoles entre 30 y 45 minutos.

¿Se acabará entonces con la archiconocida imagen de un doctor prescribiendo un medicamento mientras el usuario completa su cuadro de síntomas? ¿Nos hemos acostumbrado a que la visita al médico de cabecera sea demasiado rápida? Estos interrogantes se plantean con la misma intensidad en Portugal que en España, y ahora los profesionales asociados pretenden sellar el paso al frente que no parece atreverse a dar el Ministerio de Sanidad, comandado por la polémica Marta Temido.

En las primeras ocasiones, la consulta debería durar el arco temporal de esa franja, que establece un mínimo de media hora. Posteriormente, se recomiendan de 20 a 30 minutos para garantizar un buen seguimiento.

El caso es que el Colegio de Médicos avanza sus planes de manera muy seria, en vista de que la inacción del Gobierno socialista los obliga a mostrarse más activos en lo que se refiere a la gestión de los recursos.

En el caso de las especialidades, destaca una por la extensión del tiempo de atención requerido: la psiquiatría de infancia y adolescencia. Los afectados van a estar en consulta 90 minutos, de acuerdo con el plan diseñado. Si hablamos de psiquiatría de adultos, el segmento ha de cifrarse en 45 minutos.

Sobrecarga

Cuando se trate de oncología, el paciente dispondrá de 60 minutos para recibir los cuidados y consejos pertinentes por parte del doctor, mientras que la acupuntura médica reclamará 75 minutos para un servicio adecuado y con más calidad.

El presidente del Colegio de Médicos de Portugal, Miguel Guimaraes, lo tiene claro: «La sobrecarga actual de pacientes resulta inaceptable porque las consultas se programan con escasos minutos de diferencia y eso perjudica las buenas prácticas clínicas». Y agrega: «Está claro que ni los médicos ni los pacientes tienen el tiempo que deberían tener».

El máximo responsable del Colegio puntualiza: «Los médicos explican cada vez más cosas a los pacientes acerca de su situación clínica y lo que deben o no deben hacer, además de comentar los posibles tratamientos. Esto lleva su tiempo. No es solo una cuestión de diagnóstico sino de empatía para que el usuario confíe en el médico y perciba exactamente lo que le propone».

Estas circunstancias implican una reorganización, según defiende Guimaraes: «Los pacientes han de tener más espacio y los centros de salud han de tener más médicos o más consultas abiertas».