ersona de la tercera edad tomando pastillas
ersona de la tercera edad tomando pastillas - MAITE BARTOLOME

La OMS clasifica los antibióticos en tres categorías para luchar contra la resistencia bacteriana

Especifica cúales usar en el caso de infecciones corrientes o los que hay que reservar para ocasiones excepcionales

GINEBRAActualizado:

Luchar contra la resistencia frente a las bacterias, provocada en gran medida por el uso inadecuado de los antibióticos, es el objetivo de una nueva campaña presentada este martes, en Ginebra, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que intentar reducir el consumo este tipo de medicamentos o de optimizar su consumo.

La OMS lanza esta campaña, denominada AWaRe, bajo el lema «Cuidar el consumo de antibióticos». El objetivo es intentar que sean lo más eficaces posible evitando que aumenten el problema de la fármaco resistencia frente a este tipo de medicamentos, que puede tener graves consecuencias en la salud e incluso provocar la muerte del paciente.

Esta herramienta ha sido puesta a punto por el departamento elabora la Lista de Medicamentos Esenciales en la OMS que ha publicado una clasificación de los antibióticos dividida en tres grupos –Access, Watch and Reserve–. En la misma se especifica cúales usar en el caso de infecciones corrientes o los que hay que reservar para ocasiones excepcionales.

De esta forma, se intentará que los antibióticos prescritos con más frecuencia, comprendidos dentro del grupo denominado Access, totalizarían el 60% del total. El consumo de los que corren el riesgo de provocar resistencia, con frecuencia son más caros y sin versión genérica, se reduciría drásticamente.

«Pandemia invisible»

«La resistencia bacteriana es una de las mayores amenazas que existen actualmente contra la salud pública y la misma puede incluso destruir siglos de avances en el campo de la medicina», afirmó el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus. « Todos los países deben reservar el uso de antibióticos para los casos más urgentes», añadió.

Este problema constituye un grave problema de salud pública que no hace sino incrementarse debido a que este tipo de bacterias resistentes se han multiplicado en los últimos años. Cada vez hay más víctimas mortales por infecciones causadas por bacterias comunes las cuales podían tratarse, hace pocos años, con los medicamentos disponibles.

Se trata de lo que la OMS califica de «pandemia invisible» ya que provoca un fenómeno de emergencia de infeccioness que no se pueden tratar con ninguna clase de antibióticos, declaró la doctora Mariângela Simão, directora general del departamento de Acceso a Medicamentos de la OMS.

El 50% de los antibióticos están prescritos de forma incorrecta

«Lo importante es conservar un cierto número de antibióticos que puedan ser utilizados para las infecciones más peligrosas y para ello hay que recetarlos sólo cuando sea exclusivamente necesario», explicó Simão. Actualmente, hay prescripciones erróneas que preconizan el uso de antibióticos para infecciones víricas como el resfriado o la gripe.

De acuerdo con la OMS, el 50% de los antibióticos están prescritos de forma incorrecta, para tratar virus cuando solo son eficaces para bacterias. En los hospitales la propagación de bacterias que causan infecciones como la neumonía, la meningitis, las infecciones de la sangre o post operatorias, está alcanzando grandes proporciones y aumenta el presupuesto de los gastos de salud pública.

Al mismo tiempo, la OMS señala, que existen desequilibrios considerables entre países respecto a la utilización de antibióticos. En los países más pobres, la muerte durante la infancia a causa de la pulmonía totaliza un millón de muertes anuales debido a que no existen antibióticos adecuados para combatirla.

Las bacterias multirresistentes se cobran casi un millón de vidas anuales, según la OMS. Por su parte, los expertos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades estiman que si se mantiene esta tendencia, en 2050, podrían haber , en el mundo, unos 10 millones de muertos anuales a causa de las mismas.