La oficina de expedición del DNI de la calle Luna, cerrada
La oficina de expedición del DNI de la calle Luna, cerrada - ISABEL PERMUY

Cierran una oficina del DNI en Madrid por las altas temperaturas en su interior

Desde el pasado martes se registraban en sus dependencias temperaturas hasta 40 grados

Actualizado:

«Por reparación urgente del sistema de aire acondicionado, estas oficinas permanecerán cerradas en el día de hoy». Con estas palabras, colocadas en la puerta, eran recibidos ayer los ciudadanos que acudían a renovarse el DNI o el pasaporte en las instalaciones de la calle Luna, en pleno centro de Madrid. En el primer piso, y por cuarto día consecutivo, las temperaturas superaban los 30 grados y, según el sindicato CSIF, incluso los 40.

Esta semana, y ante las quejas por las temperaturas, la Subdirección general instaló ventiladores en la oficina, pero no han servido para paliar un calor que en el exterior rozaba los 40 grados. Por ello, a partir de las 12 horas cerraron las oficinas. Ningún ciudadano podía subir, pero seguían acudiendo a intentar renovar el DNI. Ante su sorpresa eran derivados a las oficinas de Tetuán y Arganzuela. «Arriba ya no hay nadie atendiendo», comentaban los agentes en la entrada.

«Desde primera hora el calor era infernal», aseguraron ayer a este diario algunos funcionarios de la oficina visiblemente acalorados a la salida de su jornada. «¿Cómo se está hoy al sol? ¿Cómo se está en una casa sin aire acondicionado? Pues así estamos nosotros», explicaron. Aunque no creen que se hayan llegado a alcanzar los 40 grados en las instalaciones, sí reconocen que los 30 los han superado.

No es la primera vez que los 15 funcionarios que componen la oficina viven esta situación, ya que el año pasado también sufrieron problemas de climatización. Ayer, varios técnicos acudieron a reparar el aire acondicionado, aunque ningún trabajador sabía si estará reparado para el lunes. «Por ahora las citas del DNI de la semana que viene se mantienen», explicaron. Si no se soluciona durante el fin de semana, se mantendrá el cierre de la oficina pese al enfado de los usuarios.