CeBit 2004 anuncia una recuperación del sector tecnológico similar a los años 90

RAMIRO VILLAPADIERNA
Actualizado:

HANNOVER. Tras años de desinflamiento tecnológico, CeBIT 2004 anuncia un repunte, o así lo entiende la federación de la industria tecnológica alemana Bitcom, que prevé un crecimiento de un 4,3% este año y de un 6% el siguiente, frente a un 0,7 y 1,4 en los años previos. Pero la feria se ha reducido en un día y la organización espera 500.000 visitantes, un 10% menos que el año pasado, mientras que el sector ha perdido 60.000 empleos en Alemania, sede de gran parte de las grandes compañías europeas. Los 6.400 expositores son también menos cada vez y éste año, sorprendentemente, no estarán Dell, Hewlett-Packard o Infineon, aunque CeBIT sigue superando a cualquier otra de las grandes ferias mundiales. Las empresas de telecomunicación, que representan el 42 por ciento del sector tecnológico, deberían alimentar el rebrote gracias a la extensión de las redes de banda ancha, que se triplicarán durante los próximos tres años.

Kilómetros de exposición

En total más de seis mil expositores, la mitad de ellos extranjeros, presentan esta semana a lo largo de decenas de kilómetros de stands, las últimas innovaciones en informática, equipos de comunicaciones, digitalización de imágenes y conexiones móviles de telefonía a internet. La industria informática registra señales de recuperación en Europa después de la recesión, se informó en la presentación de CeBIT. Willy Berchtold, representante del sector en Alemania, dijo que en algunas áreas como los teléfonos portátiles con cámara, la fotografía digital, ordenadores portátiles y seguridad de redes se está observando niveles de crecimiento que hacen pensar en los años 90.

La imbricación del ocio audiovisual con el ordenador doméstico, la protección de datos y el acceso móvil a internet, con la nueva telefonía UMTS y la red inalámbrica Wi-Fi, son los ejes de la Feria de Informática CeBIT, que abre en Hannover desde mañana y hasta el próximo 24 de marzo. En los hogares se abre hoy paso lo que se ya se llama un «centro multimedia familiar», un servidor doméstico que debe hacer las paces en el cuarto de estar entre el ordenador y el televisor, con todos sus adláteres visuales (DVD, videograbador, consola) y sonoros (amplificador, cadena Hi-Fi), todo ello en torno a un buen disco duro. Ni que decir tiene que el dicho «home server» estará conectado a internet y se tratará con los otros aparatos del salón de modo inalámbrico (W-Lan) suministrando películas y música, en formato DVD, emisiones de radio, juegos, noticias y correo electrónico, así como la visualización y control del álbum de fotos familiares, con las correspondientes descargas de la cámara de fotos y video digital.

Seguridad y portabilidad

Y es cámara, en singular, porque las nuevas incluyen ya objetivos separados para los dos formatos (foto y video) digitales. Aunque para la foto «instantanea», sin más pretensiones, los propios teléfonos móviles aportarán ya calidades de hasta 1,3 megapixel. Otras áreas de moda en CeBIT son las que conciernen a la seguridad informática, con la protección de sistemas y software frente a virus, así como otras enfermedades y ataques contra los datos.

Aparecen los mini-ordenadores, como el Flipstart del lengedario socio de Windows Paul Allen, u otros como el de Zaurus o el Nexio de Samsung, para competir con la agenda PDA aunque, ni el uno ni las otras, se podrán entender ya sin ágil conexión inalámbrica (Wi-Fi) porque el mundo más próximo -se dice- estará lleno de «hotspots», puntos calientes de conexión inalámbrica a la red. De la tecnología «Bluetooth» apenas se habla ya más que para conexiones de proximidad.

El ordenador portátil sigue creciendo, en ventas y en volumen, porque ya no se pretende que sea sólo transportable, sino de sobremesa pero más discreto que el PC y su monitor, así que requiere pantalla más grande y toda la división multimedia.