Catálogo de precios

Actualizado:

«El niño es perfectamente normal», comunica el doctor Tanda a Charlotte Edwardes tras escanear al feto, según escribe la periodista en su reportaje de «The Sunday Telegraph». «Sin embargo, aquí en la clínica Ginemedex de Barcelona -añade- no escanean para consuelo de la madre: escanean para determinar la fecha. Cuanto más avanzada está la gestación, más alto es el precio. El negocio del doctor Tanda, al fin y al cabo, no es el bienestar del bebé. El negocio del doctor Tanda es matar niños no nacidos de más de seis meses con una inyección letal».

Por una interrupción del embarazo a las 24 semanas, Ginemedex cobra 2.780 euros. «Si son 25 semanas el precio será de 3.003 euros; de 3.200 si se trata de 26 semanas. El precio sube con las semanas, son 200 euros por cada semana de más», afirma sin rubor Jimena, miembro del personal de la clínica Ginemedex, a las preguntas de los reporteros por el macabro catálogo de precios.