Imagen de archivo en Madrid
Imagen de archivo en Madrid - ÁNGEL DE ANTONIO

Casi dos millones de jóvenes españoles son pobres

El Consejo de la Juventud de España (CJE) insiste en que los jóvenes están sobrecualificados e infrarremunerados para los empleos que desempeñan

MadridActualizado:

Casi dos millones de jóvenes españoles entre los 16 y los 29 años están en situación de pobreza relativa y 600.000 se encuentran en pobreza severa, según datos del Consejo de la Juventud de España (CJE), que insiste en que los jóvenes están sobrecualificados e infrarremunerados para los empleos que desempeñan.

El 37,6% de los jóvenes están en riesgo de pobreza o exclusión social, según se desprende del Informe de Pobreza Juvenil publicado este martes. Ellos mismos achacan su situación a la precarización de sus empleos, con altas tasas de temporalidad y con un salario medio de 9.373 euros anuales, en base a las cifras de 2016 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

«La salida laboral de la juventud está en restauración, servicios personales y venta, unas de las profesiones más precarizadas con altos índices de rotación y temporalidad muy marcada», lamentó el Consejo de la Juventud.

De hecho, seis de cada diez contratos firmados por jóvenes en 2017 fueron temporales, con una tasa de temporalidad del 57,5%. Esta cifra es la más alta de los últimos diez años, lo que evidencia, según el CJE, hacia dónde va el nuevo modelo productivo en materia laboral. Además, el 27,3% de los jóvenes tiene una jornada parcial y, por tanto, cobran menos.

«Los datos evidencian una mayor preponderancia de la juventud a la sobrecualificación y al subempleo en jóvenes titulados« recoge el informe. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el 16,1% de los jóvenes afirma estar en empleos para los que estaría sobrecualificado.

Vivienda

En relación a la vivienda, el porcentaje de jóvenes que tienen una en propiedad ha disminuido desde 2007 en casi un 30%. Entre quienes se han emancipado, apenas un tercio de tienen una vivienda en propiedad frente a casi un 80% del resto de la población.

Según datos recientes de la Oficina Estadística Europea (Eurostat) recogidos por Servimedia, el 62% de los jóvenes españoles de más de 25 aún viven con sus padres, mientras que la edad media de emancipación ronda ya los 30 años.

En apenas 10 años, el porcentaje de estos jóvenes que viven en el nido paterno ha pasado del 51,1% en 2008 al 61,7% en 2017, una subida de más 10 puntos, con una tasa que supera con creces a los años más duros de la crisis.

Para el Consejo de la Juventud, «cuando la crisis económica desaparece, no lo hace la crisis social» dado que, a su juicio, «no se eliminan las condiciones laborales de baja calidad» porque la crisis «fue aprovechada por determinados grupos de interés».