Trabajadoras fresas temporeras marroquies en las viviendas de una finca de fresas en Almonte
Trabajadoras fresas temporeras marroquies en las viviendas de una finca de fresas en Almonte - Alberto Díaz

Casadas y con hijos: las condiciones que deben cumplir las temporeras marroquíes de Huelva

Las candidatas para trabajar en los campos de fresas debían tener menos de 45 años y familia como seguro para la vuelta al país

HuelvaActualizado:

El último escándalo por los supuestos abusos sexuales y explotación laboral a las trabajadoras de origen marroquí en los campos de fresas de Huelva ya ha supuesto la detención de un hombre de nacionalidad española, después de que varias mujeres lo denunciaran por chantajearlas con perder su puesto de trabajo si no accedían a sus exigencias sexuales.

Estas trabajadoras temporales forman parte de las 14.000 personas que este año han llegado a Huelva para trabajar. El modelo de negocio comenzó en la década de los 90 para garantizar la mano de obra hasta el final de la campaña, dada la falta de trabajadores nacionales.

El foco sobre Huelva lo puso, el pasado 15 de mayo, la comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género con la presentación de un informe en el Parlamento Europeo. Este documento afirma que «las mujeres migrantes que trabajan en Huelva corren el riesgo de dinámica opresiva de control y aislamiento», así como «situaciones de fuerte dependencia del empleador que pueden dar lugar a explotación, amenazas y abuso sexual».

Para poder acceder a este trabajo, las candidatas tenían que cumplir unas unas rígidas condiciones establecidas por las organizaciones agrarias de Huelva:

Casadas y con hijos

Las candidatas marroquíes debían estar casadas y tener hijos a su cargo, como garantía de arraigo y de regreso al país una vez finalizada la temporada de recogida.

Edad máxima

También, la edad máxima se fijó en 45 años, bajo el argumento de que las elegidas pudieran responder a las altas exigencias físicas en la recogida de la fresa.

4o euros diarios

De acuerdo al convenio del campo actualmente en vigor, y que se encuentra en negociación en estos momentos, la jornada de trabajo es de 39 horas semanales y, según la patronal, el salario diario, por seis horas y media de trabajo cada jornada, es de 40 euros diarios.